Ada Colau 'lanza' una moneda propia para Barcelona

stop

BATALLA POR BARCELONA

Ada Colau con el Gran Wyoming en un acto de BCN en Comú.

Barcelona, 11 de mayo de 2015 (19:58 CET)

Innovar, aunque sea con propuestas aparentemente estrafalarias. La candidata de Barcelona en Comú, Ada Colau, que está protagonizando la campaña electoral, ha lanzado la propuesta de crear una moneda propia para la ciudad de Barcelona. Con ello, sigue la experiencia del mundo cooperativo y de otras ciudades, como Toulouse, con el objetivo de incentivar el comercio local.

Se trataría de una moneda, como se ha propuesto en el programa electoral de Barcelona en Comú, que tendría un cambio favorable con el euro y que sólo se podría utilizar en los comercios de Barcelona.

Efecto multiplicador

El Ayuntamiento pagaría parte de las subvenciones y de las nóminas de los funcionarios con la nueva moneda, con el objetivo de que los ciudadanos la utilicen también para pagar las tasas municipales. El deseo de Ada Colau es que la experiencia se pudiera trasladar al área metropolitana.

En el programa electoral se sostiene que la nueva moneda sería "una manera de promover el desarrollo local y de generar un efecto multiplicador de la riqueza que beneficie principalmente al pequeño y mediano comercio". ¿Quién lo utiliza hasta ahora? La candidatura de Ada Colau se ha fijado en entidades como Red de Economía Solidaria de Cataluña, la banca ética Fiare, o la cooperativa COOP57.

21 soles por 20 euros

En Toulouse ya se ha aplicado. Se trata de la moneda Sol-Violette
, que se utiliza desde 2011. Por ahora, la usan unas 2.000 personas de forma regular para adquirir productos en los comercios de la ciudad. La tasa de cambio que se aplica es de 20 euros por 21 soles (moneda local). Pero se penaliza lo contrario, y 21 soles se cambian a 20 euros. Con la idea de que sirva estrictamente para ese comercio local, los billetes en esa moneda caducan a los tres meses de adquirirlos.

La candidatura Barcelona en Comú, formada por jóvenes y veteranos del movimiento ecosocialista, cercanos a ICV-EUiA o, directamente, ex veteranos de la formación que ahora lidera Joan Herrera, --además de la inclusión de Podemos-- busca monopolizar el debate de ciudad. Las encuestas le otorgan entre la primera y la segunda posición. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad