A Feijóo también se le atragantan las diputaciones: sólo asegura la de Ourense

stop

Los populares podrían perder los entes provinciales de A Coruña y de Pontevedra, mientras que los socialistas retienen Lugo

Alfonso Rueda, Rafael Louzán y Núñez Feijóo

en A Coruña, 25 de mayo de 2015 (04:38 CET)

El PP de Alberto Núñez Feijóo cosechó este domingo los peores resultados electorales de su historia en unas municipales en Galicia. Por el camino se dejó casi 200.000 votos con respecto a los comicios de hace cuatro años. Aún así, la maquinaria electoral de los populares es poderosa, y en la comunidad siguen siendo de lejos la lista más votada, con un 35% de los votos emitidos. Pero, aún con todo, podrían perder las diputaciones de A Coruña y Pontevedra, lo que haría más amargo todavía este 24M para la formación de la gaviota.

Aunque la aritmética electoral tiene ahora que ponerse a funcionar, y con ella los eventuales pactos, es muy posible que los populares pierdan dos de las tres diputaciones que poseen. A Coruña, que arrebataron al PSOE en 2011 y Pontevedra, feudo en el que se antojaba muy difícil desalojar al conservador Rafael Louzán. Los populares mantendrían tan sólo Ourense, en manos de Manuel Baltar, que sucedió a su padre, José Luis Baltar Pumar al frente del ente provincial y que ha tenido sonoros enfrentamientos en el pasado con el propio Feijóo.

El PSOE revalidada Lugo


Lo dijo el secretario xeral de los socialistas gallegos nada más comenzar su intervención ante los medios. José Ramón Gómez Besteiro, hasta ahora presidente de la Diputación de Lugo, saludó los resultados del PSdeG. A pesar de la importante caída que ha experimentado la formación en feudos vitales como A Coruña o Santiago donde se coloca como tercera fuerza, el PSOE se aferra a la holgadísima mayoría absoluta de Abel Caballero en Vigo (que ha barrido a la ex conselleira de Facenda Elena Muñoz) y al hecho de que pueden acabar gobernando en tres diputaciones.

En Lugo el secretario provincial del PSdeG, Juan Carlos González Santín, confirmó que su formación está en disposición de formar un nuevo gobierno bipartito después de los resultados electorales. En la provincia, el PP se quedó con el 39,10% de los votos emitidos, frente al 32,51% del PSOE, y al 13,07% del BNG.

Pontevedra, un golpe mayúsculo

Pero, la mayor noticia el mayor mazazo para el PP de Núñez Feijóo no es que el PSOE mantenga la Diputación de Lugo, sino que puedan perder los organismos provinciales de A Coruña (que arrebataron en 2011 al socialista Salvador Fernández Moreda) y de Pontevedra, liderada por Rafael Louzán.

Algunas encuestas socialistas realizadas antes del inicio de la campaña ya advertían de que el PP podía perder la Diputación de Pontevedra, una posibilidad que siempre fue descartada por parte de los populares que se remitían a los sólidos resultados conseguidos por el partido en la provincia en 2011. Sin embargo, en 2007, Louzán ya estuvo a punto de dejar caer el ente provincial por la pérdida de votos en el partido judicial de A Estrada.

Carmela Silva, posible nueva presidenta

A falta de datos exactos, el reparto de sillones de la Diputación de Pontevedra podría otorgar 12 diputados al PP, frente a 10 del PSOE, 4 del BNG y uno de las Mareas. La socialista Carmela Silva podría ser la sustituta de Louzán, quien desde diciembre del año pasado es presidente de la Federación Gallega de Fútbol.

"Todo parece indicar que estamos ante un tiempo nuevo en relación a distintas coaliciones de gobierno, y ahora habrá que dar la cara", dijo Louzán en una comparecencia ante los medios.
Las expectativas del PP eran otras y las mías eran continuar. Somos la fuerza más votada y vamos a escuchar a los que pueden sumar más, pero de momento somos los que tenemos más votos", señaló.

Y es que este domingo, el PP se resistió a hablar de derrotas. Feijóo también declaró, preguntado por la posibilidad de retener sólo la Diputación de Ourense, que el PP había sido la fuerza más votada en las cuatro provincias, si bien habría que esperar a conocer eventuales pactos.

Aunque parte de los populares dan ya por perdida la Diputación de A Coruña, este domingo por la noche, era la que dejaba en el aire más dudas. Los populares consiguieron en la provincia el 34,48% de los votos, frente al 21,12% del PSOE y el 12,43% del BNG, aunque perdieron la mayoría absoluta en los cruciales ayuntamientos de Ferrol, A Coruña y Santiago.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad