Ariane 6

Utingal, el proveedor de Airbus que lleva a Galicia al espacio

stop

Los pedidos de Airbus han dejado pequeñas las instalaciones de la compañía en Tui, que ya busca expandirse por el norte de Portugal

A Coruña, 03 de octubre de 2018 (00:00 CET)

Galicia quiere ser un referente en el sector aeronáutico. Pero además de las iniciativas que se llevan a cabo en el polo tecnológico de Rozas, en Lugo, la comunidad cuenta con firmas punteras en esta materia, como es el caso de Utingal, una compañía creada en 1999 para dar respuesta a las necesidades de sectores como la automoción o la electrónica.

A día de hoy, Utingal es un referente en el sector aeronáutico y un proveedor de primer nivel. No obstante, además de gigantes de la aeronáutica como Airbus o Embraer, la compañía mantiene en su cartera de clientes a grandes firmas de la automoción como GKN Driveline, Grupo Antolín, Gestamp o Faurecia.

La fábrica no da más de sí

En el presente ejercicio, la firma gallega espera alcanzar los seis millones de facturación y ampliar su cuadro de personal hasta los 70 empleados. Y los va a necesitar, porque como reconoció el director gerente, Jesús López, a los medios, el pedido de 274 aviones del modelo A320 de Indigo Partners a Airbus mantiene todas sus líneas de producción saturadas.

A este pedido se suma el ensamblaje de cinco unidades del modelo KC390 para la firma brasileña Embraer a lo largo de este ejercicio. Además, Utingal fabrica piezas para el gigante militar de Airbus, el A400M, y para los modelos A320, A330 y A350 de Airbus; los J170 y J190 de Embraer y para el 787 Dreamliner de Boeing.

Salto al espacio

Pero Utingal también se prepara para asumir un proyecto de altura. La construcción de piezas para la futura lanzadera europea Ariane 6, de la Agencia Espacial Europea (ESA), con una inversión conjunta de todos los socios que ronda los 3.000 millones de euros, de los que España aportará 180 millones. El vuelo inaugural está previsto para el año 2020.

La industria española confía en fabricar alrededor del 6% del cohete, fundamentalmente las unidades electrónicas, del software de embarcado y control, del cableado y de grandes estructuras en fibra de carbono, que será donde radique aportación gallega.

Y a Portugal

La compañía asegura que la mayor parte de los ingresos tanto de éste como de los demás proyectos se reinvierten en innovación. El beneficio queda para medio o largo plazo. Otra parte la destinarán a ampliar su espacio de producción. El lugar elegido es la localidad de Valença do Miño, al otro lado de la 'raia'. Allí se levantará una factoría para el mecanizado de piezas aeronáuticas con la que Utingal aliviará la actual saturación del planta de Tui y, al mismo tiempo, ganará operatividad para optar a proyectos si cabe más ambiciosos

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad