La impresión 3D permite a las empresas adaptar sus procesos industriales a las necesidades de cada proyecto

La viguesa Inmake lleva la impresión 3D a los procesos industriales

stop

Inmake apuesta por crear un método de fabricación que conjuga la impresión 3D con la munufactura aditiva para devolver al diseñador el control sobre sus piezas

Economía Digital Galicia

La impresión 3D permite a las empresas adaptar sus procesos industriales a las necesidades de cada proyecto

A Coruña, 13 de noviembre de 2017 (09:37 CET)

Hace apenas dos años, tes compañeros de universidad decidieron poner en marcha en Vigo un negocio innovador que conjuga la manufactura aditiva y el diseño 3D industrial. Nació así Inmake Studio, llamada a revolucionar los procedimientos industriales.

Andrés Vaquero, uno de los socios fundadores, explica que decidieron apostar por esta tecnología “porque sabíamos que era el futuro, que la impresión 3D iba a empezar a formar parte de los procesos de fabricación, no solo en el mundo industrial, sino también en otros campos, como la medicina o la arquitectura”.

Ellos decidieron enfocarlo al ámbito industrial, “que es donde nos sentimos más cómodos con nuestro saber hacer”, apunta Vaquero. Su idea, intentar crear nuevo método de fabricación que se distinga del resto.

Soluciones a medida

En su proyecto, el diseño 3D no es la parte novedosa, sino el proceso por el que convierten materiales como plásticos, fibras de carbono, vídrio, keblar o metales como titanio aluminio, cobre y aleaciones ligeras en piezas para la industria.

La permeabilidad de este sistema facilita la creación de prototipos rapidos, la fabricacion directa de partes, experimentar con formas de ajustes y ensamblajes o verificar prototipos funcionales, lo que permite a las empresas ahorrar mucho en costes y plazos de entrega, además de obtener piezas que por otro lado sería inviable realizar. “Siempre puedes alterar el proceso de fabricación, de manera que el diseñador vuelve a recuperar el control sobre la pieza”, indica Vaquero. “Ya no es solo fabricación unitaria personalizada, sino producción personalizada”.

Inmake Studio ofrece a las empresas dejar atrás la fabricación unitaria para centrarse en producción personalizada

En cuestión de semanas, Inmake espera cerrar un acuerdo con el gigante HP para convertirse en servicio oficial de la marca y poder beneficiarse de sus soluciones. Las máquinas de la multinacional permitirán a Inmake “trabajar de otra forma”, con tolerancias en las piezas más precisas y empleando materiales más exigentes.

En continuo crecimiento

De momento las ventas de la firma son discretas. El año pasado facturaron alrededor de 50.000 euros pero, como apuntan sus responsables, la previsión de facturación ha variado mucho en los últimos meses, sobre todo a partir del mes de abril, cuando pusieron en marcha su página web y comenzaron a recibir pedidos de toda España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad