Innolact, al frente del I+D+i en el sector lácteo

stop

La compañía lucense, con su marca Quescrem, destina un 10% de sus ingresos a inversiones en innovación

Economía Digital Galicia

El equipo de Innolact, encabezado por Sergio Martínez, en la feria Anuga 2015 en Alemania / Innolact

en A Coruña, 21 de septiembre de 2017 (18:22 CET)

El campo gallego no está especialmente sembrado de innovación, sobre todo el sector lácteo. Sin embargo, en ese tradicional páramo para el I+D+i sobresale un proyecto en el interior de Galicia que está liderado por profesionales y ejecutivos del sector que si algo han demostrado en los últimos años es que en los derivados lácteos, especialmente el queso crema, se puede innovar y mucho. Se trata de Innolact, domiciliada en el polígono industrial lucense de Castro de Rei.

La firma emplea a unos cuarenta trabajadores de forma directa, y sus ventas se consolidan por encima de los nueve millones de euros durante los últimos dos años. Innolact y su marca, Quescrem, se centran en la incorporación de valor añadido al sector.  Hoy en día Quescrem se encuentra a la vanguardia en Investigación y Desarrollo de nuevos productos, desarrollo de productos a medida y formulaciones y aplicaciones que son prácticamente únicas en el mercado.

Innolact: la marca Quescrem se encuentra en la vanguardia en cuanto a innovación en nuevos productos 

En los últimos años, las inversiones realizadas han consistido fundamentalmente en la ampliación de la planta de producción, la dotación de unas nuevas oficinas para la empresa y la automatización de determinados procesos de fabricación. La compañía lleva a gala que "los recursos generados han sido continuamente reinvertidos en la empresa, destinando más de un 10% de su cifra de negocio anual a inversiones en I+D+i".

La clave de la innovación

Innolact cuenta con un departamento propio de I+D, integrado por más del 20% de la plantilla total de la empresa, en constante colaboración con el Centro Tecnológico Lácteo de Lugo y con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, entre otros organismos con los que llevan a cabo proyectos colaborativos.

El departamento de I+D supone el 20% de la plantilla y acapara el 20% de la cifra de negocio, que se reinvierte en innovación

Sergio Martínez lidera la compañía, y es el responsable de I+D+i desde enero de 2011. En su opinión, entre  las claves de su política de innovación se encuentra "potenciar la formación necesaria para conseguir una plantilla de personal de I+D+i altamente cualificada". Además, "intentamos favorecer un ambiente participativo entre los empleados, integrándose en el objetivo común y mejorando las comunicaciones que faciliten el trabajo en equipo, el reconocimiento individual y las sugerencias de mejora".

Innolact concibe la innovación como una filosofía global de empresa. Para el cumplimiento de los estándares de I+D+i, han optado por "implantar y mantener los requisitos establecidos en la normas de referencia UNE 166002 mediante una Unidad de gestión de I+D+I con el fin de mejorar continuamente su eficacia", explica Sergio Martínez.

García Tejerina Innolact

Visita de la ministra de Agricultura, García Tejerina, a las instalaciones de Innolact en Castro de Rei / EFE

Proyectos e inversiones

La compañía se ha sumado al Proyecto Piloto Industria 4.0 para ampliar y mejorar su grado de automatización en la toma de datos y análisis Big Data. Con este proyecto, explican, se lleva a cabo una prueba experimental de planificación de producción estadística, basada en el machine learning. Además, crea una plataforma colaborativa para toda su corporación. Este proyecto está subvencionado por el Igape, la Xunta y la Unión Europea.

La compañía lanzó a finales del año pasado un ambicioso proceso de expansión, con la inversión  de  4,8 millones para ampliar sus instalaciones en Castro de Rei. Uno de los primeros pasos es la construcción de una nueva fábrica en una parcela de 44.000 metros cuadrados.  La empresa, integrada por más de una quincena de socios,  prevé que en la  primera fase, a desarrollar hasta el año 2018, se urbanizarán unos 15.000 metros cuadrados, de los que 3.000 metros serán para edificaciones. Desde Castro de Rei, su presencia internacional pasa ya por una treintena de países. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad