Aeronave de investigación y experimentación / INTA

La Xunta quiere pasar de los drones a las grandes aeronaves

stop

La Axencia Galega de Innovación participa en el Proyecto Fenyx, una inversión de 35 millones para crear una gran aeronave de investigación

en A Coruña, 10 de enero de 2018 (05:00 CET)

Un proyecto para dar el salto. La Axencia Galega de Innovación está embarcada en una ambiciosa iniciativa del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) para la creación de una aeronave de gran autonomía dedicada a la investigación. El Proyecto Fenyx, que así se denomina, ha recibido el plácet del Gobierno. Lejos de los drones convencionales, la gran aeronave de investigación, un turbohélice, tendrá una capacidad para cargar más de seis toneladas de instrumentación durante un máximo de ocho horas de vuelo.

El primer Consejo de Ministros del año, celebrado la semana pasada, aprobó un convenio de colaboración entre el Ministerio de Economía y el INTA para la puesta en marcha del Proyecto Fenyx, que cuenta con una inversión de 35 millones de euros. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) aportará el 80% de la financiación total, mientras que el INTA cubrirá los restantes siete millones.

Nueva plataforma

La aportación europea pasa por el Programa Operativo de Crecimiento Inteligente 2014-2020. Fuentes de la Consellería de Economía han confirmado que el proyecto forma parte de la colaboración que existe entre la Xunta y el INTA a través del Centro de Investigación Aeroportada de Rozas (CIAR). 

La comunidad científica europea no dispone de ninguna plataforma aérea de gran autonomía y carga para la realización de ensayos en la troposfera, siendo este tipo de aeronaves imprescindibles en la realización de las campañas de vuelo asociadas a determinados proyectos de investigación como aquellos relacionados con estudios climáticos, químicos o meteorológicos a gran escala, señala el INTA.

08.FENYX esp

Desglose presupuestario del proyecto Fenyx

Gran capacidad

El proyecto busca la puesta a punto de una nueva aeronave que tendría capacidad para llevar más de 6 toneladas de instrumentación durante un máximo de 8 horas de vuelo. La elección de la carga está asociada a la operación de mínimo coste y mayor beneficio para la investigación. De esta forma, Fenyx cubre una zona de capacidades con mucha más probabilidad de obtener la demanda científica adecuada, con una autonomía cercana a las 10 horas y una carga útil de más de 5 toneladas, explican.

Con esta nueva plataforma, señala el INTA, será posible llevar a cabo estas investigaciones también en zonas del océano alejadas de la costa, zonas remotas del continente o en las zonas polares. La nueva aeronave presenta además otras ventajas significativas, como la existencia de portalón trasero que facilita la carga y descarga de equipos  pesados, y características que hacen posible su operación en zonas remotas, en aeródromos con una infraestructura de soporte limitada. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad