El presidente Nicolás Maduro ordenó la liberación de las ejecutivas de Banesco la víspera de las elecciones en Venezuela | EFE
stop

El Ministerio de Finanzas prorroga la intervención del banco de Juan Carlos Escotet, Banesco, hasta el 9 de octubre alegando que no ha concluido su labor

Economía Digital Galicia

El presidente Nicolás Maduro ordenó la liberación de las ejecutivas de Banesco la víspera de las elecciones en Venezuela | EFE

en A Coruña, 07 de agosto de 2018 (03:00 CET)

Hace tres meses, Juan Carlos Escotet se encontraba en Portugal engrasando las operaciones de expansión de Abanca, que acababa de adquirir la red lusa de Deutsche Bank. De allí, pese a algún infortunio con los vuelos, partió a toda prisa hacia Venezuela, donde llegaban noticias de la intervención de Banesco y la detención de once directivos del banco.

La Fiscalía venezolana acusó a Banesco de facilitar la especulación con divisas, intervino cerca de un millar de cuentas de la entidad que, supuestamente, servían para generar un mercado paralelo con conexiones en Colombia y Panamá que estaba derrumbando el bolívar. Esa fue la explicación que ofreció el fiscal general venezolano, Tarek William.

Tres meses después, con todos los directivos ya en libertad, la intervención de Banesco por parte de Sudeban, el supervisor bancario dependiente del Ministerio de Finanzas, se ha prorrogado. La entidad estará bajo el control del Gobierno de Nicolás Maduro 90 días más, el doble del plazo estipulado en mayo.

Escotet critica la prórroga por "absurda e injusta"

La resolución de Sudeban prorrogando la intervención se justifica en que no han concluido los análisis sobre las actividades sospechosas en Banesco y que se mantiene el riesgo debido a los vínculos del banco con Panamá y Colombia.

La medida llega en un momento de máxima tensión con Colombia tras el intento de atentado que el presidente Nicolás Maduro asegura haber sufrido y en medio de las dificultades económicas que atraviesa el país. Para Juan Carlos Escotet, que cedió la presidencia de Abanca para atender los padecimientos de Banesco, fue un jarro de agua fría.

El banquero esperaba recuperar la entidad este agosto, cumplidos los 90 días de la intervención. Tras conocer la prórroga confesó su “perplejidad”. “Resulta absurda, injusta y sin fundamento legal”, escribió en sus redes sociales.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad