Una pyme española paga el doble que una francesa para financiarse

stop

Los intereses son un punto más caros en España que en la media de la UE

Galicia tiene un déficit de empresas innovadoras no tecnológicas

10 de agosto de 2014 (12:23 CET)

El flujo de crédito, como la economía, se recupera tímidamente. En el último año, el dinero se ha abaratado para las pequeñas empresas españolas, que pagaban por un préstamo un interés del 5,16% a comienzos de 2014 --y era el más bajo en años--, según datos del Banco Central Europeo. El mismo organismo sitúa el coste en el 4,59% en junio de este año para los préstamos de menos de un millón de euros, los más habituales entre las pymes.

Son buenos síntomas, sobre todo si la reestructuración bancaria acaba para bien y las entidades están dispuestas a seguir abriendo el grifo del crédito. Pero las signos positivos no son para nada tan optimistas. Son a todas luces insuficientes. Por el momento, las empresas españolas siguen pagando más por financiarse que la media de la zona euro, situada en el 3,59%. Pagan más que las italianas, más que las alemanas y más que las francesas. Solo en países rescatados como Portugal, Grecia o Irlanda, el crédito es más caro.

Francia y Alemania

La financiación en España se está abaratando casi al mismo ritmo que en la zona euro, que pasó de pagar de media un 4,02% a comienzos de año al 3,59% del pasado junio. Por este motivo, la comparativa con los competidores sigue siendo frustrante, ya que las diferencias se mantienen. No tanto como en 2012, cuando las empresas alemanas pagaban la mitad que las españolas para financiarse, pero casi.

Según los datos del BCE, el pequeño empresariado francés está obteniendo su financiación al 2,27%, frente al 4,59 de España, algo más del doble. La pymes españolas pagan también un 54% más por los préstamos que sus competidoras alemanas, que se están financiando al 2,97%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad