Un nuevo desplome de las bolsas chinas atenaza a los mercados europeos

stop

El país asiático ha vivido este jueves la jornada bursátil más corta de su historia, después del cierre de sus parqués tras apenas media hora de cotización, y pérdidas superiores al 7%

Un inversor consulta en su móvil la evolución de la bolsa en Pekín, China / Reuters

en Barcelona, 07 de enero de 2016 (09:09 CET)

Las graves turbulencias en China amenazan con provocar de nuevo una jornada de pérdidas generalizadas en los mercados europeos. Este jueves, las bolsas de Shangái y Shenzen han vuelto a cerrar prematuramente, por segunda vez en su historia tras lo vivido el pasado lunes, después de registrar caídas superiores al 7%. En esta ocasión, la jornada ha durado todavía menos, apenas media hora, en un hecho nunca ocurrido hasta la jornada de hoy.

Las bolsas, que empezaron el día con pérdidas próximas al 2%, fueron paralizadas 15 minutos al caer el CSI 300, el principal índice bursátil chino, más de un 5%. Tras su reapertura, el desplome fue imparable e inmediato: Shanghái acabó el día con una caída del 7,32%, por el 8,35% a la baja con el que cerró Shenzen.

Las dudas se ciernen ahora sobre el nuevo mecanismo de control, que precisamente intenta controlar la enorme volatilidad de las bolsas chinas y las caídas bruscas en la cotización. Y que, sin embargo, no ha evitado dos jornadas negras nada más comenzar el año.

Contagio en Europa

Esta situación sin duda preocupa, y mucho, a los mercados europeos. El pasado lunes la inestabilidad china provocó pérdidas masivas en algunas de las empresas más expuestas al país asiático. Este fue el caso de multinacionales como Inditex, OHL o ACS.   

Por el momento, los peores pronósticos se cumplen. La bolsa española pierde este jueves 9.000 puntos en la apertura, tras desplomarse el 4,2%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad