Un informe de KPMG echa por tierra la querella contra el Pastor

stop

La auditora califica de “despropósito” los cálculos contables que maneja la acusación

28 de marzo de 2014 (19:21 CET)

Banco Pastor tenía un as en la manga para alejar la sombra que se cierne sobre sus cuentas, después de que un accionista minoritario presentase una querella criminal que acusa a la cúpula de la entidad de falsear los números, de administración desleal y de estafa, entre otros presuntos delitos.

El Pastor ha entregado a la juez que instruye la causa, y que este viernes ha tomado declaración al ex consejero delegado Jorge Gost, una auditoría de KPMG. El documento concluye que no se aprecia la existencia de "manipulación o irregularidad contable alguna" en la entidad ahora integrada en el Banco Popular y pone en cuestión el informe de la parte querellante, realizado por una socio profesional del despacho de abogados que le lleva su representación legal.

Errores técnicos y omisiones relevantes

Banco Pastor, que habitualmente trabaja con la auditora Deloitte, encargó a KPMG un informe que, entre sus conclusiones, avala las prácticas contables de la entidad financiera KPMG señala que, "con el debido respeto profesional", el informe firmado por una de las socio profesional del despacho de abogados Frade Gobeo constituye "un despropósito desde la perspectiva técnica económica, financiera y contable". Según la auditoría encargada por el Pastor, a la que ha tenido acceso Europa Press, el informe efectúa "una infundada e incorrecta aplicación parcial o limitada de la normativa contable".

Agrega que, incurre en "omisiones muy relevantes, sin metodología ni fundamentación y sin aplicación de los procedimientos de verificación preceptivos", lo cual alerta que provoca "una grave distorsión de la realidad totalmente distinta", que "es invertida de forma arbitraria, sesgada y con nulo fundamento técnico".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad