Un español debe trabajar 18 años sólo para pagar impuestos

stop

Pero si se suma el período de jubilación, el cálculo puede llegar hasta los 27 años. El impuesto sobre el trabajo es uno de los más altos de Europa

La carga fiscal sobre las rentas del trabajo es una de las más altas de Europa

Barcelona, 05 de junio de 2016 (17:44 CET)

Un trabajador español que comienza su vida laboral a los 16 años, con un hijo en su vida, y que tenga la misma evolución salarial del español medio (con un promedio de 2.100 euros), debería pagar más de 450.000 euros en impuestos a lo largo de su vida. O sea, el salario íntegro de 18 años.

En su etapa de jubilación, entre los 65 y 83 años, la carga fiscal acumulada supondrá el pago de otros 128.655 euros, que equivalen a 9 años íntegros de la pensión.

Entre una y otra etapa, calculan en la organización Civismo (un centro de estudios económicos de corte liberal, afincado en Navarra), el trabajador habrá contribuido a Hacienda un total de 585.226 euros (27 años de vida). "Por tanto, si entra en el mercado laboral con 16 años, su Año de la Liberación Fiscal llegaría cuando cumpla 43 años de edad", indican.

Los impuestos más altos

Con estos números en la mano, deducen que España es el país con más impuestos sobre el trabajo que la media de la OCDE. Para probarlo, rescatan el concepto de 'cuña fiscal', que es el cálculo del impacto del IRPF y las cotizaciones sociales sobre la nómina de los trabajadores. Para Civismo, la cuña fiscal de España es del 39,56%, frente al 35,9% de la OCDE. "Reducir la cuña fiscal ayudaría a crear más empleo, ya que reduciría el coste de contratación y aumentaría la renta neta de los trabajadores", indican.

Es una filosofía similar la que plantean diversas organizaciones patronales como la CEOE, que se pronunciaron en contra de crear más impuestos para financiar las pensiones, lo que era propuesto por el PSOE y Podemos.

Entre el IRPF y las cotizaciones sociales se reduce el salario neto de cualquier trabajador. Y cuanto más antigüedad laboral se tenga, más cargas se pagan. De cada 100 euros que paga el empresario, el empleado de 16 a 24 recibe 68 euros. Pero queda en 64 euros en la franja de 25 a 34, y desde los 45, disminuye a 60 euros.

Tener familia aporta poco

Tampoco hay rebajas muy atractivas para los que tienen familia: solo uno o dos puntos de diferencia de la cuña fiscal entre el empleado sin hijos (32% a 40%) y el que tiene dos niños (29% al 38%).

Entre la mentada cuña fiscal, el IVA y otros gravámenes, un español medio destina 180 días de su sueldo a pagar impuestos. Esto significa que el 'Día de la Liberación Fiscal' le llegaría un 29 de junio. En el caso de los jóvenes, son 151 días, y en los mayores de 55 años, sube hasta los 186 días. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad