Tojeiro sobre la inversión en Novagalicia: “Pusimos el dinero que tenía que haber puesto el FROB”

stop

Gadisa reclama al fondo bancario y a la entidad los 10 millones que aportó y que vio esfumarse tras la operación acordeón

Manuel Añón, Manuel Jove, Roberto Tojeiro e Ignacio Rivera

13 de noviembre de 2014 (14:18 CET)

Nueva jornada en A Coruña del juicio que enfrenta a los empresarios gallegos que perdieron 70 millones de euros en Novagalicia con el FROB y la propia entidad. El presidente y consejero delegado de Gadisa, Roberto Tojeiro, insistió este jueves en que no se les comunicó el ajuste contable retroactivo de 1.600 millones que acometió la entidad y que, finalmente, derivó en la pérdida de su inversión.

“Pusimos el dinero que tenía que haber puesto el FROB”, dijo el empresario, que entre septiembre de 2011 y noviembre de 2012 fue consejero independiente de la Corporación de NCG Banco.

Tojeiro, consejero en la Corporación

De los 70 millones de euros invertidos por los grandes empresarios gallegos, Gadisa aportó 10 millones que vio como se desvanecían tras la operación acordeón que impulsó el FROB. Esa justa es la cuantía que reclama ahora en los tribunales donde pide que se declare la nulidad del contrato de compra-venta de acciones.

Tras quedar visto para sentencia el juicio por la demanda presentada por siete empresas gallegas, entre ellas Hijos de Rivera, Coren o Inversiones Gallegas del Cable, este jueves se ha celebrado en el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña la primera sesión de la vista por la demanda presentada por Gadisa.

Naveiro insiste con Castellano

Como hizo ya en el anterior juicio, de nuevo ha vuelto a declarar el que fue jefe de la asesoría jurídica de NCG, cargo que ostenta en la actualidad en Abanca. José Eduardo Álvarez Naveiro ha reiterado que "la necesidad" del ajuste contable no se detectó hasta "marzo de 2012".

Naviero rechazó incluso que se hubiese pospuesto la fecha de un consejo de administración para que Tojeiro, como consejero, no tuviese acceso a la información sobre el ajuste contable que se debía llevar a cabo.

“Si Castellano hubiese tenido esa actitud, no hubiese invertido un millón de euros”, dijo en relación al que fue presidente de Novagalicia hasta la compra del banco por parte de Banesco.

Negociaciones sin acuerdo

Por el contrario, el presidente de Gadisa ha señalado que conoció el ajuste contable "el 16 de enero de 2012" en un consejo de administración, seis días después de la inversión de 70 millones acometida por empresas gallegas. Cuando lo supo, ha dicho que se "enfadó" y que comunicó a Castellano y a los responsables del FROB que había que "arreglarlo".

"Los representantes del FROB lo comunicaron hacia arriba y el presidente --ha dicho sobre Castellano-- fue en varias ocasiones a solucionar el tema, pero no lo consiguió", añadió al precisar que, tras fracasar estos intentos, la compañía de distribución alimentaria gallega optó por la vía judicial.

Preguntado por el motivo de la inversión, ha manifestado que era "un proyecto atractivo". "De hacer un esfuerzo, invertimos en algo que te pueda dar una satisfacción y en una entidad de nuestra tierra", apostilló.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad