Tojeiro dimite de Novagalicia

stop

El presidente de Gadisa renuncia a su cargo como consejero. Él fue uno de los 17 empresarios gallegos que invirtieron más de 70 millones en la entidad, y ahora podrían quedar sin nada

Roberto Tojeiro

19 de noviembre de 2012 (22:57 CET)

El presidente-consejero delegado de Gadisa, Roberto Tojeiro, presentó este lunes su renuncia como consejero de NCG Banco. Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la marcha se debe a “motivos personales”.

Tojeiro fue elegido consejero independiente para integrarse en el órgano de gobierno del banco gallego, nacido en septiembre del año pasado a partir de la caja fusionada. El grupo de alimentación que preside, Gadisa, entró como uno de los socios gallegos que aportaron capital al proyecto bancario hace ahora justo un año. Estos empresarios semejan ahora molestos con el Frob debido a que la nueva inyección de fondos de Bruselas podría derivar en la perdida o cautividad de su inversión.

La entrada de empresarios gallegos

En diciembre de 2011 un total de 17 empresarios gallegos invirtieron 70,4 millones en Novagalicia Banco con el objetivo de adquirir un 2,59% del capital de la entidad. En aquel momento, según informó NCG a la CNMV, con la inversión de los empresarios gallegos se iniciaba la primera fase del plan del banco para convertir los 2.682 millones de dinero público aportados entonces por el Frob en capital privado.

Entre los grupos empresariales que entraron en aquel momento en la entidad se encontraban las empresas de alimentación Gadisa (que aportó cerca de 10 millones) y Coren. También invirtieron las constructoras San José y Copasa, así como Inveravante de Manuel Jove, o transportes Azkar, de la familia Somoza. Climagal, Igalux Innova, Inversiones Gallegas de Cable, Rodman, Jealsa-Rianxeira, Raneve, Egasa e Hijos de Rivera (los productores de Estrella Galicia) también decidieron entrar.

Nueva inyección de capital público

Tras la entrada de estos empresarios gallegos, la mirada se centró especialmente en la búsqueda de los grandes empresarios gallegos en el exterior, así como en los fondos de inversión internacional. Sin embargo, en estos momentos aún no han entrado nuevos fondos y el empresariado gallego tendrá que hacer frente a las cargas que se puedan derivar de la nueva inyección de capital público en la entidad. Oliver Wyman ya apuntó que las necesidades de capital de Novagalicia se sitúan por encima de los 7.100 millones de euros.

Según El Confidencial, es muy posible que los empresarios gallegos lleguen a emprender acciones legales contra el Frob por esta circunstancia.

Carta de despedida

Pero más allá de estas circunstancias, Novagalicia hizo pública este lunes la carta de renuncia de Roberto Tojeiro de su puesto. En ella, el empresario dedica especiales alabanzas a la figura de José María Castellano, el presidente de la entidad, e indica que desea abandonar el cargo para dedicarse con plena libertad y dedicación a sus “responsabilidades y actividad profesional y empresarial ordinaria”.

“En estos pocos e intensos meses, en el peor momento de la economía española, y en las peores circunstancias y condiciones, se ha hecho y sigue haciendo un necesario e importantísimo trabajo por parte de todo el personal, directivos y miembros de órganos de gobierno, que va a ser culminada en los próximos días con la aprobación de un plan de recapitalización derivado del Memorandum acordado entre el Estado español y la UE y que posibilita la continuidad de la entidad con base y domicilio en Galicia”, escribe Tojeiro. “Aunque un escenario tan imprevisible y cambiante en estos meses pasados no sea de la forma que inicialmente habíamos planeado, el futuro del banco estará en Galicia y para Galicia”, indica.

“La entidad tiene magníficos profesionales y directivos capitaneados por un gran consejero delegado, un gran consejo con mucha experiencia en el sector y un lujo de presidente que, sin tener nada que ganar, también se está jugando por Galicia algo que no se puede comprar con dinero: su nombre y su prestigio”, indica en su carta de despedida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad