¿Subirán las comisiones en tarjetas con la nueva normativa de la UE?

stop

CONSEJO

06 de abril de 2014 (12:33 CET)

Tras la nueva regulación de la UE de las comisiones interbancarias aplicadas a compras con tarjeta, la asociación ADICAE augura que se traducirán en un aumento de las comisiones que terminará aplicando al cliente, según informa el comparador HelpMyCash.com.

El Parlamento Europeo decidió el pasado miércoles volver a regular las comisiones máximas aplicables a las transacciones realizadas con tarjetas, situando el límite máximo en un 0,3 % del valor del pago, en el caso de las tarjetas de crédito, y en un 0,2 % o en 7 céntimos si el pago se realiza con tarjeta de débito. En el último caso se aplicaría la opción más barata de las dos. La regulación afectaría tanto a las transacciones nacionales como a las transfronterizas.

Menos comisiones, precios más bajos


El Parlamento pretende fijar un plazo máximo para que se adopte la normativa de un año, una vez el reglamento haya entrado en vigor. Según apuntan los diputados del organismo europeo, esta medida beneficiará al cliente, ya que al reducirse las comisiones bancarias los comercios podrán bajar los precios. De hecho, actualmente, tal y como señala Europa Press, las comisiones a las que los comercios tienen que hacer frente por aceptar el pago con tarjeta pueden ascender hasta 10.000 millones de euros al año, un dato que al final afecta al cliente, ya que los precios son más elevados. Con la nueva regulación, los comerciantes estarán cargados con comisiones menos elevadas y podrán bajar los precios.

ADICAE pronostica un aumento de las comisiones a los particulares

Sin embargo, organizaciones de consumidores europeas, entre ellas la española ADICAE, apuntan que el efecto será el opuesto. Al reducirse las comisiones aplicadas a las transacciones con tarjetas, la banca podría aumentar los cargos a sus clientes por disponer y utilizar estos medios de pago. Es decir, cabe la posibilidad de que la reducción de ingresos por parte de la banca por esta vía se intente recuperar aplicando mayores comisiones a los particulares. Todo ello sin la certeza de que, una vez aprobado el reglamento, los precios en los comercios vayan a bajar.

Como prevención, la asociación ha propuesto que se incluyan en el reglamento medidas que protejan al consumidor de una posible subida de las comisiones por tener tarjetas, así como garantías de que los precios de los productos bajarán a consecuencia del menor gasto en materia de comisiones con el que tendrán que correr los comerciantes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad