Slim arranca en rojo con CaixaBank: pierde un 6%

stop

BOLSAS

27 de junio de 2011 (19:56 CET)

La aventura de Carlos Slim en el capital de CaixaBank apenas acaba de empezar. Lleva menos de dos meses en el capital del grupo, tiempo más que suficiente para que el multimillonario mexicano acumule unas minusvalías latentes de alrededor de dos millones de euros. Realizó sus primeras compras a precios situados entre los 4,95 y los 5,02 euros, muy lejos de los 4,65 a los que cerró ayer el valor.

CaixaBank, que dará el salto oficial a la bolsa el viernes cuando tome el relevo de Criteria, ha sufrido un importante ataque vendedor desde que el pasado 3 de junio cerró su emisión en obligaciones convertibles por valor de 1.500 millones de euros. El temor al impacto de un posible default en Grecia sobre el sector financiero provocó fuertes ventas. En el caso de CaixaBank, fueron lideradas por los hedge funds conocidos como event driven, fondos de alto riesgo que toman posiciones en grupos en procesos de reestructuración y operaciones corporativas.

El resultado es que el ya mayor accionista individual del banco con el 0,183% del capital adquirido ha visto como el valor de sus participación cae hasta los 28,7 millones de euros desde los 30,55 millones que le costó. Slim ha aprovechado la caída de la acción para promediar su cartera. La semana pasada comunicó la compra de otros 500.000 títulos a 4,62 euros. Con esta adquisición, Slim reduce el precio medio de su participación.

Dividendo insuficiente

Las minusvalías latentes acumuladas hasta ayer no permitirían a Slim compensar estos números rojos con el dividendo de CaixaBank. Los 6,17 millones de acciones de Slim le dan derecho a un mínimo de 1,42 millones de euros en dividendos. El grupo que preside Isidro Fainé ha dejado claro que se compromete al menos a pagar los 23,1 céntimos de euro por acción que ya abonaba Criteria.

No obstante, de momento CaixaBank no ha querido hacer público cuál será su pay-out –parte de los resultados que se destinan a dividendos– definitivo con el argumento de que dependerá sobre todo del mantenimiento de "unos ratios prudentes de recursos propios".

Llegar al 1%

Previsiblemente, las compras de acciones de Slim no serán las últimas. Desde el círculo del empresario mexicano se asegura que el objetivo es llegar al 1% del capital del que será el cuarto grupo financiero español por volumen de activos tras Santander, BBVA y Bankia.

CaixaBank será un banco cotizado con todas las de la ley el viernes 1 de julio. La entidad sale a bolsa sin necesidad de vender acción alguna. Sencillamente va a ocupar el lugar que ahora ocupa Criteria. Por lo tanto, será el primer grupo financiero cotizado de una caja de ahorros, a la espera de que Bankia y Banca Cívica puedan cumplir sus planes de salir a bolsa durante el mes de julio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad