Sindicatos creen que NGB espera más de 4.500 millones del Estado

stop

Aseguran que González-Bueno habría expresado la posibilidad de pedir más de esa cifra en una reunión. El Banco de España ya alertó la pasada semana de las dificultades de la subasta de entidades Frob

Oficina de NGB

12 de junio de 2012 (21:43 CET)

A muchos de los trabajadores de Novagalicia Banco la cifra de 4.500 millones dada la semana pasada necesarios para que la entidad se ajuste a los nuevos decretos de saneamiento se les queda pequeña. Fuentes sindicales explicaron a este digital que poco se puede especular hasta que se conozca el plan que NGB presentó el lunes ante el Banco de España y las auditorías a la banca. Aún así, apuestan porque la entidad podría pedir una inyección mayor al Estado.

“No sabemos la cifra final, pero sí sabemos que en una reunión de tipo privado el consejero-delegado, César González-Bueno aseguró que pedirán más de 4.500 millones al Estado”, indican fuentes sindicales.

A la espera de conocer el plan de saneamiento

“Por el momento no se conocen las cifras pero tampoco hay que hacer muchos números para pensar que se van a sobrepasar, teniendo en cuenta que la entidad cuenta con más de 3.000 millones del Frob, 800 de déficit y más de 2.000 en créditos fiscales. Sólo atendiendo a esa cifra ya nos darían unos 5.800 millones. Pero todo esto son especulaciones”, afirma José Ramón de Pliego-Valdés, de UGT.

A la espera de que la entidad comunique esta semana a las centrales las bases de su plan de saneamiento, parece confirmado que la entidad espera de la inyección de fondos estatales para poder sobrevivir sin ser subastada.

El BdE alertó de los problemas para subastar

De hecho, el exsubgonernador de Banco de España y presidente del Frob, Javier Aríztegui, reconoció la pasada semana la dificultad de subastar las entidades nacionalizadas y en proceso de puja, según se recoge en las actas de su última comparecencia a puerta cerrada en el Congreso, a las que tuvo acceso la agencia Europa Press.

“Se observa en España y el resto del continente europeo un proceso de reducción adicional del valor de los activos y la caída de las expectativas de beneficio de los negocios bancarios que va enmarcando progresivamente las operaciones de reestructuración de las entidades de crédito, haciendo cada vez más complicadas la venta de las mismas”, reconoció.

4.500 sólo para la legalidad vigente

En concreto, sobre Novagalicia Banco, el exsubgobernador aseguró que precisa “un total de aportes de capital en el entorno de 4.500 millones, simplemente para cumplir con la legalidad vigente”. En su comparecencia indicó que los saneamientos realizados provocan que cierre el ejercicio de 2011 con pérdidas y destaca un ajuste con cargo a reservas sobre los valores inicialmente contabilizados en el proceso de fusión por un importe de 1.127 millones.

Como consecuencia, el capital del nuevo banco se ve reducido a 3.841 millones, es decir, un 8% de capital principal en vez del 10% exigido por la ley. “Así, tiene pendiente, para mantener el 10% exigido, un desembolso de 948 millones de euros”, indica Aríztegui.

El político suma a esta cantidad el impacto de los dos decretos." El primero obliga a nuevas provisiones por 1.513 millones y genera una necesidad adicional de capital de 883 millones. El segundo requiere otros 1.109 millones, por lo que el total se situaría en torno a los 4.500".

Diversas fuentes apuntan a la posibilidad de que la entidad necesitase una inyección de unos 6.500 millones, resultantes de sumar estos 4.500 con los 2.000 de créditos fiscales.

Comunicación interna

Además, en el documento interno que Castellano y González-Bueno enviaron este lunes a sus trabajadores se aseguraba: “Las aportaciones serán mayores y permitirán el saneamiento necesario, también de otro tipo de activos”.

Sea como fuere, los sindicatos parecen tener claro que cuanto más dinero se pida, mayor será luego la reducción que se acometerá en la plantilla.

Mayores exigencias


“Lo que presentaron el lunes no es más que papel mojado, ya que aún quedan por hacer las auditorías a la banca. Los acontecimientos están sucediendo más rápido que todo el proceso que están pidiendo desde Madrid”, asegura Clodomiro Montero, de CIG-Banca.

“No sabemos las cifras de las que estamos hablando, pero está claro que cuanto más se pida, más exigencias habrá luego”, explica Luis Mariño, de CCOO. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad