stop

La hermana del fundador de Inditex, Josefa Ortega, y Fernández Somoza, mantenían inversiones en el Popular antes de la venta; Castellano dio un paso atrás antes

en A Coruña, 10 de junio de 2017 (04:39 CET)

Además de a los 305.000 accionistas que han perdido su inversión, la onda expansiva de la caída de Banco Popular castiga también a fondos de inversión y sicavs. Varias sociedades de inversión de capital variable han reconocido ya un impacto próximo al 5% de su valor liquidativo al esfumarse el dinero movilizado hacia el banco que acaba de comprar el Santander.

En el caso de las fortunas gallegas, la exposición de sus sociedades de inversión de capital variable era muy baja ya desde el año pasado. Algunas de las gestionadas por BBVA mantenían posiciones en la entidad financiera, aunque asumiendo un impacto moderado en el caso de que el banco no fuera capaz de salir a flote, como acabaría sucediendo. Las dos sicavs más voluminosas vinculadas a los grandes capitales gallegos, la de Sandra Ortega y la participada por Felipa Jove, Brunara, no tenían a cierre del primer trimestre inversión alguna en el Popular o en sus fondos.

Sí que la tenían otras cinco sicavs. La más importante era la de Jogami, que controla la hermana del fundador de Inditex, Josefa Ortega, y gestiona BBVA Asset Management. A cierre de marzo mantenía una inversión en renta variable en el Popular de 800.000 euros, que había permanecido inalterada desde al menos el año pasado. Jogami tiene un patrimonio de 7,6 millones.

Rodríguez Cebrián, Fernández Somoza, Josefa Ortega y Castellano son los únicos que mantenían inversiones en el Popular

Tambíén con BBVA Asset Management como gestora y vinculada a la familia de Amancio Ortega, Silleiro tenía 35.000 euros en acciones del Popular. Es la sicav del matrimonio formado por  Dolores OrtegaJuan Carlos Rodríguez Cebrián, la primera sobrina de Ortega y el segundo exdirector general de Inditex. Su otra sociedad de inversión de capital variable, Vivero, tenía otros 14.000 euros atrapados a cierre del primer trimestre. Ambas suman un patrimonio de 38,8 millones.

Junto a Sandra Ortega, el otro empresario gallego con más patrimonio movilizado a través de sicavs es el expresidente de Azkar, Luis Fernández Somoza. Una de sus dos sociedades de inversión, Guntín, contaba con 216.000 euros en acciones del Popular. Su patrimonio es de 107 millones.

Finalmente, la sicav de José María Castellano salió el año pasado de la entidad financiera, cuando tenía 400.000 euros en acciones. Posteriormente, volvería a invertir en el banco. La suma a finales del primer trimestre era muy inferior, 57.000 euros.

 

Hemeroteca

Banco Popular
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad