Oficinas del Santander y del Popular en el centro de A Coruña | EDG

Santander, Popular y Pastor ya son jurídicamente una sola entidad

stop

El banco presidido por Ana Botín inscribe en el Registro Mercantil la escritura de fusión por absorción de Banco Popular Español y Banco Pastor

A Coruña, 28 de septiembre de 2018 (11:40 CET)

Banco Santander ha dado este viernes un paso más en el proceso de absorción del Banco Popular y su filial gallega, el Banco Pastor, con la inscripción en el Registro Mercantil de Cantabria de la escritura de fusión, un paso con el que la entidad presidida por Ana Botín completa la fusión jurídica con el banco que adquirió en junio del pasado año tras su resolución, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Banco Santander ha adquirido así la totalidad de los derechos y obligaciones de Banco Popular, Popular Banca Privada y Banco Pastor. Aunque legalmente estas desaparecen desde hoy como entidades jurídicas, operativamente este trámite no tiene ningún impacto en los clientes ni en la operativa de las oficinas. De esta manera, las oficinas de estas entidades continuarán abiertas y operando como hasta ahora, sin cambios tampoco en la operativa de clientes.

Proyecto de fusión

Los consejos de administración de Santander y Popular acordaron el pasado 23 de abril aprobar y suscribir el proyecto común de fusión por absorción. Desde que Santander presentó la escritura de fusión, el Ministerio de Economía y Empresa, actualmente bajo el mandato de Nadia Calviño, debió recabar una serie de informes de organismos como el Banco de España, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes de proceder a dar el visto bueno a la operación.

Tras haber obtenido dicha 'luz verde' por parte del Ministerio, Santander ha hecho efectiva la fusión jurídica con Banco Popular, en línea con el calendario previsto.

Integración tecnológica

La última etapa del proceso de integración --y la más sensible-- será la tecnológica, en la que se avanza según el calendario previsto. Según comunicó la entidad, esta fase debería finalizar en febrero de 2019 y se está haciendo oficina por oficina de manera progresiva.

Se trata de la etapa más delicada y crítica de cualquier fusión bancaria dada su elevada complejidad, aunque Santander cuenta con experiencia en estos procesos, ya que integró en su momento los sistemas de Banesto y Banif.

El grupo bancario con sede en Boadilla del Monte contaba con 32.398 empleados en España a cierre de junio de este año, distribuidos en casi 4.500 oficinas. En todo el mundo, la entidad cántabra tenía al término del periodo apuntado una plantilla de más de 200.000 trabajadores en casi 13.500 sucursales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad