El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, admite que  la caída del paro ha tenido un efecto débil sobre la remuneración de los trabajadores. EFE/ED/Archivo

Lo salarios en España son bajos hasta para Luis María Linde

stop

El gobernador del Banco de España argumenta que el elevado empleo a tiempo parcial y los inactivos, entre otros factores, presionan a la baja los salarios

Economía Digital

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, admite que la caída del paro ha tenido un efecto débil sobre la remuneración de los trabajadores. EFE/ED/Archivo

Barcelona, 31 de julio de 2017 (19:55 CET)

España crea empleo incluso a un ritmo superior a las previsiones más optimistas. Sin embargo, la letra pequeña de los datos recientes señala diversas pegas a la paulatina recuperación del mercado laboral. Quizás la más evidente entre la ciudadanía es lo ajustado de los salarios tanto para los nuevos empleos como para aquellos que han sobrevivido a los años más duros de la crisis. Una realidad que ya reconoce hasta el Banco de España, firme defensor en el último lustro de la contención salarial como condición necesaria para hacer caer la tasa de desempleados.

Así lo ha plasmado este lunes Luis María Linde, gobernador de la entidad, en un acto público en La Granda (Asturias), en el que ha hecho un repaso a la situación económica española y europea. Sobre la caída de la tasa de paro en nuestro país Linde ha admitido que ésta ha tenido un efecto débil sobre la remuneración de los trabajadores. ¿Por qué? El alto número de trabajadores a tiempo parcial y de inactivos estaría presionando a la baja los salarios, opina.

"Una medición de la tasa de desempleo que incorporase a estos colectivos la situaría, para el conjunto del área euro, en torno al 18% de la población activa, prácticamente el doble de la estimada habitualmente. En términos de su influencia sobre las negociaciones salariales, estos trabajadores podrían ejercer una presión a la baja sobre los salarios", ha asegurado.

Banco de España: mucho empleo parcial y los inactivos presionan a la baja los salarios

Otro factor sería el exceso de oferta de mano de obra poco cualificada, “que en algunos casos se ve amplificada por la afluencia de inmigrantes”, ha asegurado el gobernador. Finalmente, un tercer elemento son los “cambios en los mecanismos de determinación de salarios, que en un contexto de reducido crecimiento de los precios estarían dando mayor relevancia a la inflación pasado u observada, frente a la inflación esperada”.

Llamadas a la moderación salarial

Las palabras de Linde no concuerdan con la línea argumental del Banco de España desde el inicio de la crisis. El supervisor ha insistido en los últimos años en la necesidad de moderar los salarios para favorecer la contratación, en la línea de las principales patronales del país.

La última ocasión fue en mayo pasado, coincidiendo con la publicación de su Informe Anual 2016. En él la entidad consideraba “crucial que los precios internos y los salarios no acomoden el repunte transitorio de coste de la energía y de las materias primas”. Condición inexcusable, en opinión del supervisor, para no perder las ventajas competitivas acumuladas en el último lustro por la economía española. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad