S&P no se fía del pacto para reducir el déficit de los EEUU y le quita la triple A

stop

CALIFICACIÓN

Agencia S&P

06 de agosto de 2011 (09:53 CET)

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha degradado a AA la categoría de la deuda de Estados Unidos, que hasta ahora contaba con la triple A, debido a la preocupación sobre el déficit público pese al acuerdo alcanzado esta semana por el presidente, Barack Obama, y los legisladores demócratas y republicanos.

"La rebaja refleja nuestra opinión de que el plan de consolidación fiscal que pactaron recientemente el Congreso y la Administración se queda corto respecto a lo que, según nuestro punto de vista, será necesario para estabilizar las dinámicas de deuda del Gobierno a medio plazo", según ha señalado S&P. Así, la agencia considera "negativa" su última revisión y no descarta realizar otra rebaja de la deuda en un plazo de entre 12 y 18 meses.

El pasado 14 de julio Standard & Poor's puso en revisión la calificación de la deuda soberana por temor a que el Congreso no pudiera lidiar adecuadamente con el déficit, situado en 1,4 billones de dólares, o 980.000 millones de euros. Esto equivale a un 9 por ciento del PIB y supone uno de los déficits más altos desde la Segunda Guerra Mundial.

La incertidumbre sobre el equilibrio fiscal de Estados Unidos ha afectado a los bonos del Tesoro. En su día considerados como los más seguros del mundo, ahora tienen una calificación inferior a los de países como Reino Unido, Alemania, Francia o Canadá.

Moody's, otra de las agencias más importantes a nivel internacional, ha confirmado la categoría de la triple A para la deuda norteamericana y habrá que esperar hasta finales de mes para que se pronuncie la tercera gran agencia de calificación, Fitch Ratings.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad