Ruz impone una fianza de 138 millones a los dos máximos cargos de Caja Castilla-La Mancha

stop

AGUJERO MILLONARIO EN LAS CUENTAS DE LA ENTIDAD

El ex presidente de Caja Castilla-La Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó

Barcelona, 16 de diciembre de 2014 (13:50 CET)

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha dictado un auto este martes en el que abre juicio oral contra dos máximos cargos de Caja Castilla-La Mancha y les impone una fianza de 138,2 millones de euros. Se trata del ex presidente de la entidad y ex diputado socialista, Juan Pedro Hernández Moltó y el ex director general, Ildefonso Ortega.

Según el magistrado, ambos deben asumir la fianza tras ocasionar un "perjuicio económico" a la entidad y, por ello, se sentarán en el banquillo de los acusados después de que la caja fuera intervenida y nacionalizada en 2009 con una inyección de 9.000 millones de euros. Ambos serán juzgados por los delitos societarios de falseamiento de cuentas y administración desleal.

Ruz da un plazo de diez días a ambos ex altos cargos de la caja para depositar la fianza. De no ser así, serán embargados, según ha advertido.

La Fiscalía Anticorrupción pide dos años y medio de cárcel para los dos directivos, mientras el Banco Castilla-La Mancha solicita una pena de cinco años y medio y Adicae cinco años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad