Royal Bank of Scotland pierde 4.741 millones pese a recortar los números rojos un 61%

stop

IMPACTO DE VENTAS Y REESTRUCTURACIÓN

Una sucursal del banco Royal Bank of Scotland (RBS) en el centro de Londres

en Barcelona, 26 de febrero de 2015 (13:31 CET)

Royal Bank of Scotland ha conseguido en 2014 reducir sus pérdidas, aunque su balance sigue teñido de color rojo. La entidad ha registrado unos números rojos de 4.741 millones de euros, el 61,4% menos que en 2013, según ha detallado el banco.

RBS, controlado en un 80% por el Gobierno británico, ha reducido su cifra de negocio a lo largo del último ejercicio en algo más del 6%, tras ingresar 24.861 millones de euros. Sólo en el último trimestre de 2014 la entidad escocesa perdió 5.971 millones.

Ventas y reestructuración interna

Parte de estos resultados negativos se deben al impacto que ha tenido en el banco la venta de Citizens. La amortización, de 5.457 millones, se debe al ajuste del valor en libros de la compañía. Además, RBS ha hecho frente a unos costes de reestructuración que han ascendido a 1.717 millones de euros, un 92% más que en 2013, y la venta de una cartera de préstamos en Canadá y EEUU a Mizuho Bank ha implicado una minusvalía de 175 millones.

"RBS marca el final del modelo de banco de inversión global independiente", ha subrayado el consejero delegado Ross McEwan tras la presentación de las cuentas de la entidad. El objetivo ahora del banco es tener una estructura más simple, ser más seguro y estar más concentrado en el cliente, de modo que el negocio agregado será menor.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad