Renzi asegura en Davos que Europa va en la dirección equivocada

stop

FORO ECONÓMICO MUNDIAL

El primer ministro italiano, Mateo Renzi, en su intervención de hoy

Barcelona, 21 de enero de 2015 (18:53 CET)

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, dijo hoy que la economía europea va en la dirección equivocada, y lo atribuyó a que el discurso que impera es el de la austeridad y la disciplina, en lugar de uno que favorezca el crecimiento.

"Tenemos que decirlo claramente, la economía europea no va en la dirección correcta. Cada continente, cada país, habla de invertir en el crecimiento, con la excepción de la zona euro, que habla sólo de austeridad", lamentó Renzi en su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos.

Confianza en el BCE


El político italiano fue el invitado de una charla titulada Liderazgo transformador, en la que expresó su confianza en que el BCE transmitirá un mensaje que indique que Europa es capaz de ir en la buena dirección.

"Yo respeto la independencia del BCE, pero creo que la discusión que tendrá en los próximos días puede ayudar a Europa a dar el mensaje de que va en la buena dirección", recalcó en referencia a la expectativa que existe sobre la posibilidad de que la entidad emisora anuncie mañana un programa de compra masiva de deuda pública.

Más que una comunidad económica

"No somos únicamente una comunidad económica, no sólo somos el euro, una divisa o un presupuesto, sino una idea que tiene 70 años y que ha aportado paz y estabilidad", recalcó el primer ministro.

Comentó a los asistentes que hizo esa reflexión mientras asistía a la manifestación contra el terrorismo que siguió a los recientes atentados en París y en la que participaron decenas de líderes políticos de todo el mundo.

Inversiones públicas


En su intervención en la 45º edición del Foro Económico Mundial de Davos, Renzi estuvo de acuerdo con quienes defienden el manejo responsable de los presupuestos públicos y la reducción de la presión fiscal, pero agregó que también es urgente pensar "en promover las inversiones públicas y privadas".

Sobre Italia, en particular, destacó que se requieren reformas estructurales y prometió que éstas se acometerán, tras citar medidas que van en esa línea en materia de empleo, una reforma en la fiscalidad y cambios en el ámbito de la justicia civil, con el objetivo de reducir la burocracia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad