Regañina de Bruselas por el uso de fondos europeos en viveros de empleo

stop

El Tribunal Europeo de Cuentas fiscalizó varios organismos de este tipo en España con resultados "modestos"

Vivero empresarial | EFE

05 de septiembre de 2014 (23:29 CET)

¿Funcionan los viveros de empresas creados para ayuda a la constitución y fomento de las pymes? ¿Usan bien los fondos estructurales europeos recibidos para tal fin? El Tribunal Europeo de Cuentas sostiene, una vez más, que no son todo lo eficaces que debieran.

El organismo ha fiscalizado varios viveros de empresas en España, Reino Unido, Polonia y República Checa con el objetivo de elaborar un informe al respecto. En España se analizaron 12 viveros de este tipo, incluido el que hay en Vigo que, no obstante, no fue visitado directamente por miembros del tribunal europeo, como si lo fueron un total de 27 dentro de la UE.

Resultados “modestos”

El Tribunal cree que, a pesar de los fondos Feder recibidos, los resultados de los viveros fiscalizados son, en general, modestos. “Los decepcionantes resultados presentados por los viveros fiscalizados se pueden explicar porque las buenas prácticas establecidas sólo se han aplicado de modo limitado”, indican en sus conclusiones.

Sostiene el Tribunal Europeo que el número de solicitantes para entrar en los viveros de empleo no acostumbran a ser muchos, unos pocos al mes, por lo que estos organismos no aplicaban un criterio de selección "que se basase en el potencial de crecimiento e innovación de la pyme".

Además, constató que en muchos casos “se concedió cofinanciación a proyectos en los que no se había podido demostrar que ningún miembro del personal tuviera los conocimientos ni la experiencia necesarios en la materia en cuestión”.

Apoyo a las Cámaras de Comercio

Destaca el informe, no obstante, que “en España, con el fin de garantizar un funcionamiento estable y la sostenibilidad financiera, las Cámaras de Comercio, que son las organizaciones encargadas de gestionar los viveros, se habían comprometido de forma oficial a compensar cualquier déficit anual”. Una medida que el Tribunal de Cuentas aplaude como “prueba tangible de la voluntad de las partes interesadas en los viveros de participar en la política de creación de empresas”.

El importe de las ayudas de Bruselas a los países de la UE para respaldar a las pymes ascendió en el último período a 15.000 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad