Reacción final: el Ibex cae 'sólo' un 0,69% y la prima de riesgo retrocede hasta los 315 puntos básicos

stop

EUROPA, EN CRISIS

Nerviosismo entre los operadores bursátiles

12 de julio de 2011 (09:34 CET)

Extenuados. Así han terminado la sesión los operadores bursátiles de todos los rincones del mundo. La jornada ha sido apta sólo para corazones fuertes, una auténtica montaña rusa en la que los precios de los bonos han rozado la tragedia en la primera parte de la sesión. Luego, el BCE ha tomado cartas en el asunto con una intervención necesaria y se han aplacado los ánimos. El Ibex ha perdido un 0,69% hasta los 9.603 puntos y la prima de riesgo ha acabado en 315 puntos básicos.

En algunos momentos, los mercados parecían boxeadores noqueados, sometidos a un duro castigo en la esquina del ring. El Ibex ha llegado a perder un 4% y la cota de los 9.300 puntos, y la prima de riesgo se ha ido hasta unos insostenibles 380 puntos básicos. Desde ahí han reaccionado los inversores, tomando posiciones en los valores más castigados a la vista de que las subastas de deuda en Grecia y en Italia han salido adelante a pesar del dantesco escenario.

En cualquier caso, la situación sigue siendo de máxima dificultad. No hay acuerdo alguno sobre el segundo rescate de Grecia y la situación es tan difícil que incluso Europa ya no descarta un impago parcial de la deuda helena. Mientras, Italia prepara un nuevo plan de ajuste en un ambiente marcado por la falta de credibilidad de los líderes europeos, que siguen mareando la perdiz y sin mandar una sola señal de confianza a los mercados.

Como era de esperar, el BCE ha intervenido en unos mercados histéricos. En los peores momentos, la rentabilidad de los bonos españoles a 10 años se ha disparado por encima del 6%, mientras en el resto de países periféricos la situación era también extrema. La rentabilidad de los bonos italianos a diez años escalaba al 5,954%, situando el diferencial respecto a los bonos alemanes en 339,6 puntos básicos. En el caso de otros países periféricos, el spread de la deuda griega alcanzaba los 1.477 puntos básicos mientras el de la deuda irlandesa salta hasta los los 1.134, con una rentabilidad del 13,844%.

Luego, ha venido la reacción. Todas las bolsas europeas han evolucionado de menos a más. Como el Ibex, el CAC francés ha recuperado mucho terreno y ha cedido un 0,78%, el Dax alemán un 0,81% y el Footsie británico un 0,9%. E incluso algunos de los índices periféricos se han permitido el lujo de subir. El PSI portugués ha ganado un 0,6% y el MIB italiano en torno al 1%.

En el Ibex, los bancos que han llegado a sufrir pérdidas superiores al 5% han terminado incluso con suaves avances.

Dudas crecientes

En cualquier caso, siguen siendo innumerables las incógnitas por despejar. Los mercados están acusando sobremanera la falta de concreción sobre el segundo plan de rescate de Grecia, que enfrenta a los países de la UE. Hoy, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha reconocido que el organismo y sus socios de la Unión Europea (UE) todavía no están preparados para discutir las condiciones del segundo rescate a Grecia.

Lagarde ha dicho que nada debe darse por sentado y que aunque Grecia ha adoptado medidas importantes para frenar su déficit presupuestario, aún son necesarias muchas más para solucionar este problema y llegar a un acuerdo. Ha sido la puntilla para unos mercados que no reciben ni una buena noticia en las últimas semanas.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad