El juez rechaza juzgar a Rato solo por las comisiones en Bankia. En la imagen, el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. EFE

Rato se lava las manos en el caso Bankia

stop

El expresidente de Bankia elude su responsabilidad al cargar contra los gobiernos del PP y del PSOE por la caída de la entidad

en Barcelona, 09 de enero de 2018 (18:38 CET)

Rodrigo Rato va contra todos. El expresidente de Bankia ha defendido este martes su gestión como ministro de economía y como máximo responsable de Bankia, mientras ha cargado duramente contra el papel de los sucesivos gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en su gestión de la entidad.

El que fuera vicepresidente del Gobierno ha reforzado su discurso en dos direcciones: la primera, al reiterar la veracidad de unas cuentas "escrupulosas" --se sentará en el banquillo acusado de falsedad contable y estafa a inversores-- en la salida a bolsa; y la segunda, al criticar la posterior reformulación de las cuentas que llevó a cabo el equipo de José Ignacio Goirigolzarri.

Asimismo, ha añadido que la operación atrajo a grandes inversores y "ni una sola persona puede decir que se le forzó a comprar acciones" de la entidad, cuya evolución fue mejor que la del resto de competidores hasta su marcha.

El PSOE truncó la economía... y el PP provocó su caída

Rato ha insistido en que la economía española gozaba de buena salud durante su mandato y los desequilibrios llegaron después porque el Gobierno del PSOE (2004-2011) aparcó las reformas e ignoró los avisos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Entonces, el nuevo de Gobierno cambió la situación. Según ha relatado Rato, el propio ministro de economía, Luis de Guindos, organizó hasta tres encuentros con el resto de grandes banqueros y lo hizo a espaldas del Banco de España.

Rato ha acusado al Gobierno de organizar encuentros a espaldas del Banco de España

En esas citas, siempre según la versión del ex presidente de Bankia, Guindos le exigió un plan de saneamiento, encargó a un competidor que hiciera sus previsiones y finalmente le pidió su dimisión.

Todo ello precipitó la llegada del nuevo equipo gestor y la petición de 19.000millones en ayudas públicas que se sumaban a los más de 4.500 ya recibidas.

Criticas por la estrategia de venta

Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, en el marco de la comisión que investiga la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorros, Rato ha reprochado la reciente venta del 7% del Estado en Bankia porque lo ha hecho “por debajo de su valor en libros”.

El ministro de economía, Luis de Guindos, por su parte, ha rechazado entrar en "ningún tipo de debate y polémica" tras esta comparecencia. Sin embargo, sí ha destacado que Bankia actualmente "compite, está bien gestionada y no tiene ningún tipo de interferencias políticas".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad