Rato se escuda en el Banco de España para justificar las cuentas maquilladas de Bankia

stop

RACCIÓN AL DEMOLEDOR INFORME DEL JUEZ ANDREU

El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato I EFE

05 de diciembre de 2014 (11:34 CET)

El ex presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, lanza balones fuera y se escuda en el Banco de España al día siguiente de conocerse el informe en el que se denuncian  las cuentas maquilladas de la entidad previas a su salida a bolsa.

Rato ha asegurado que el estreno bursátil se hizo bajo control. "Desde luego, aquí no ha habido ningún engaño y las circunstancias lo hacían imposible. Estábamos cada semana con el regulador en una operación primero de fusión --de las siete cajas que dieron lugar a Bankia-- y luego de salida a bolsa".

Los peritos, al juzgado

Así se ha manifestado Rato en declaraciones a Onda Cero, tras conocerse el informe que los peritos han remitido al juez Fernando Andreu. En él se cuestiona la validez de las cuentas de la entidad de 2011 y el proceso de salida a bolsa.

Además, ha explicado que primero comparecerán los peritos en el juzgado "para que podamos preguntarles por el informe y explicarlo en detalle y no sé si después se procederá a otras pruebas que las partes pidan. Son más testificales o peritajes; es un tema que tiene componentes técnicos muy intensos", ha añadido.

Defiende su cargo en Lazard

En relación al pago de 6,2 millones del banco de inversión Lazard a Rato, cuando ya era presidente de Bankia --retribución que investiga el juez Andreu--, el también ex director gerente del FMI ha aclarado que Lazard era la entidad que hacía de enlace entre Bankia y los bancos colocadores de la oferta pública de suscripción (OPS).

"No es incompatible legalmente ni desde ningún otro punto de vista presidir Bankia y haber trabajado para Lazard (como asesor)". "Yo no tengo nada que ocultar", ha sentenciado.

También ha insistido en que las tarjetas opacas ya existían antes, incluso, de que él llegara a la entidad y que formaban parte del "circuito normal", contratadas con Visa y "absolutamente normales".

Además, estaban sometidas a un control que, a su juicio, impedía que su uso fuera en negro pese a atender gastos que nada tenían que ver con su cargo directivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad