Rajoy pronostica despegue donde su ministerio solo ve estancamiento

stop

El Presidente lanza previsiones de crecimiento para el próximo año, horas antes de que Industria calculara el crecimiento del consumo energético: 0%

27 de diciembre de 2013 (20:41 CET)

Mariano Rajoy quiso transmitir este viernes buenas sensaciones sobre lo que le espera a la economía española en 2014. Dijo que lo peor había pasado y que el próximo año será mucho mejor que el 2013: de mayor actividad y crecimiento. Pero pocas horas después de su intervención, el ministerio de Industria, Energía y Turismo ofrecía un panorama diferente.

El despacho que dirige José Manuel Soria dio a conocer la tarde del viernes las estimaciones del crecimiento energético para el próximo año. La sorpresa es que el ministerio calcula un estancamiento, o lo que es igual, un crecimiento del 0%, según explicaron fuentes del ministerio.

Cálculos conservadores

Los responsables de Energía hicieron los cálculos con base a que los pequeños consumidores y los hogares están controlando cada vez más el consumo eléctrico. “Optamos por hacer una estimación conservadora a pesar de que el Gobierno calcula un crecimiento del Producto Interior Bruto del 0,7%”, explicaron desde el ministerio.

A pesar de un consumo similar al de 2014, los técnicos calculan que el precio de la energía en el mercado mayorista –conocido como pool energético— subirá y se ubicará en 48 euros el megavatio/hora, una cifra ligeramente superior a la que se espera al cierre de este año. El aumento tendría consecuencias también en la factura que pagan los usuarios el próximo año.

Caída excepcional

Pero el ministerio Industria, Energía y Comercio quiso promover un dato que considera revelador: este año, la factura de un consumidor doméstico promedio ha bajado el 0,9% respecto a 2012. Es el primer año en que la factura de la electricidad no aumenta, según estas cifras.

Un hogar promedio, con una potencia de 3,9 kW y un consumo de 2.250 kWh al año, destinó 540,5 euros al pago de la luz en 2013, cinco euros menos que el año pasado cuando el gasto se ubicó en 545,5 euros.

Al alza, otra vez

Sin tener en cuenta esta disminución, el precio de la luz no ha dejado de crecer en España desde 2004 y los incrementos más notables ocurrieron durante los últimos años de crisis económica. Solo en 2011 la subida del recibo fue del 16%. Las estimaciones para el próximo año es que los precios retomen la senda alcista.

El ministerio no quiso detallar cómo será el nuevo esquema con el que se fijarán los precios de la subida de la luz, tras la anulación de la última subasta. El Gobierno no quiere descartar ninguna posible solución aunque ratificó que será mediante un “mecanismo de mercado”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad