Rajoy deja 60.000 empleos menos de los que heredó de Zapatero

stop

La otra cara del descenso del paro es que España ha perdido más de 560.000 activos en cuatro años, 153.000 sólo en 2015

Rajoy, en la Moncloa, al término del Consejo de Ministros

Barcelona, 28 de enero de 2016 (10:23 CET)

El Gobierno saca pecho de unos datos de la encuesta de población activa (EPA) que son aparentemente buenos: baja el paro en el último trimestre y en todo el 2015 y sube el número de ocupados. El todavía ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho que los datos han superado las expectativas del ejecutivo.

Sin embargo, dejan algunas nubes negras, como el brusco descenso de la población activa, es decir, de personas que trabajan o están en disposición de hacerlo, y del número de ocupados. Por extraño que parezca por la euforia de algunos dirigentes políticos, Rajoy deja menos empleos de los que heredó de Zapatero hace cuatro años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Menos paro, pero ¿por qué?

El paro ha bajado en España en la última legislatura: registra medio millón menos de parados que hace cuatro años (4,779 millones) y una tasa de paro 1,66 puntos menor. Aun así, los datos de la EPA muestran que este descenso tiene más que ver con la pérdida de población activa que con una recuperación del empleo.

El cuarto trimestre de 2015 se cerró con 22,87 millones de activos en España, una cifra que es inferior a la de hace cuatro años, cuando Mariano Rajoy y el PP tomaron las riendas del Gobierno en una situación de crisis muy grave. En el mismo trimestre de 2011, el número de activos era de 23,44 millones, es decir, 566.000 más que ahora.

Los activos no dejan de bajar

La caída del número de activos indica que ha habido un éxodo de personas que, ante las dificultades para encontrar empleo, han abandonado el país o han tirado la toalla, con lo que han desaparecido de las estadísticas y han contribuido a que los datos del paro hayan mejorado, según han denunciado reiteradamente los sindicatos. Hay otros factores, como el demográfico –por el envejecimiento de la población–.

El PP ha hablado en muchas ocasiones de la herencia recibida por Zapatero, pero en el caso del número de activos, no ha dejado de descender en los últimos trimestres. Sin ir más lejos, entre octubre y diciembre del año pasado cayó en 25.800 personas respecto al tercer trimestre. Y en todo el 2015, la población activa bajó en 153.200 personas.

Menos ocupados y asalariados

El número de ocupados también ha cerrado estos últimos cuatro años a la baja, aunque a diferencia de los activos, actualmente se encuentra en recuperación, como muestran tanto los datos de la EPA como los de afiliación a la Seguridad Social. El año pasado se cerró con 18,09 millones de personas ocupadas, 59.000 menos de las que había en el cuarto trimestre de 2011: 18,15 millones.

En asalariados, otra de las estadísticas que ofrece el INE a través de la EPA, también ha habido una caída en los últimos cuatro años: de 15,15 millones a 14,99 en la última encuesta de población activa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad