Rajoy durante una sesión parlamentaria en Madrid

Rajoy agujerea las cuentas hasta el 100,5% del PIB; familias y empresas devuelven 270.000 millones

stop

La deuda pública española alcanza un nuevo récord tras acumular 1,095 billones en préstamos. Un tercio de los mismos se han adquirido durante el mandato del Partido Popular. Familias y empresas devuelven un 14% neto desde 2011

Madrid, 15 de junio de 2016 (13:00 CET)

La deuda pública española alcanzó al cierre del primer trimestre un nuevo récord histórico. Registró un volumen equivalente al 100,5% del producto interior bruto (PIB), según datos publicados el miércoles por el Banco de España. En términos absolutos, llega, con Mariano Rajoy en la presidencia del país, a 1,095 billones de euros --22.969 millones más que en el cuarto trimestre del año anterior--.

En el reparto por administraciones, el gobierno central registró un desfase de 962.147 millones de euros (88,3% del PIB), las comunidades autónomas subieron su crédito hasta 264.174 millones de euros (24,3% del PIB) mientras que los ayuntamientos registraron una deuda de 35.083 millones de euros (3,2% del PIB).

Antes de la crisis, en 2007, con José Luís Rodríguez Zapatero en la Moncloa, la deuda pública española ascendía a 384.000 millones de euros, equivalentes al 35,5% del PIB. Durante su segunda legislatura, el líder socialista apostó por la economía expansiva para atenuar la crisis. Se descontroló. Entregó el relevo a Rajoy con unos 734.962 millones a reingresar, que suponían el 68,5% del PIB.

Los 32 puntos y los 360.038 millones de euros que faltan hasta alcanzar el 100,5% del PIB y los 1,095 billones actuales son atribuibles en exclusiva a la última legislatura --y a los seis meses de Ejecutivo en funciones--, gobernada por el Partido Popular; formación que trae a gala la previsibilidad de su política económica y la contención de las cuentas públicas.

Familias y empresas hacen los deberes

El Banco de España ha advertido al próximo gobierno de que debe ser firme en la corrección de determinados desequilibrios, particularmente los elevados niveles de deuda y déficit público que, según la institución, pueden poner en peligro la recuperación a medio plazo.

De hecho, la tendencia de la deuda pública es la contraria a la privada. Según datos del mismo regulador, las familias y empresas españolas redujeron sus compromisos en 271.483 millones de euros desde 2011. Ello supone la reducción del 14% en la última legislatura.

Las emisión de deuda de las administraciones públicas para cubrir los desequilibrios presupuestarios durante la crisis han sido el principal factor del gran incremento del endeudamiento en España.

Tras varios ejercicios consecutivos de fuerte repunte de la deuda, el gobierno español, ahora en funciones, tiene previsto que se inicie este año un progresivo descenso del endeudamiento, con una ratio deuda/PIB del 98,5% en 2016, 96,5% en 2017 y 93,2% en 2018.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad