Protesta masiva contra los 2.500 despidos en NCG

stop

Miles de trabajadores ocupan las calles de Santiago para rechazar el plan de reestructuración del banco gallego

Cabecera de la manifestación contra el plan de reestructuración de Novagalicia | Xoan Rey (EFE)

12 de enero de 2013 (15:20 CET)

Los sindicatos de NCG lograron un apoyo multitudinario a la protesta convocada para este sábado. Miles de trabajadores, respaldados por sus familias y allegados --además de por miembros de fuerzas políticas como BNG y PSdeG--, ocuparon las calles de Santiago de Compostela para rechazar el plan de reestructuración del banco gallego, que contempla 2.508 despidos hasta 2017 --930 este mismo año-- y el cierre de 327 oficinas.

La manifestación partió a las 12 de la Alameda compostelana bajo la lluvia y con el lema de cabecera 'Non ao plan de reestructuración'. El representante de la CIG, Clodomiro Montero, calificó de “éxito” la movilización, que sirve a los sindicatos para aumentar la presión en las negociaciones que mantienen con la entidad y en las que intentan buscar alternativas al alto número de despidos. “Novagalicia no deja ningún margen para reducir los 2.508 despidos”, se quejó Montero.

En la masiva marcha se han escuchado cánticos como 'Castellano, dimisión', 'Negociación e non imposición', 'Recortes e despidos para os directivos' y 'O PP privatiza, paro na Galiza'. Las proclamas han estado acompañadas por pancartas en en favor del empleo y la obra social, y otras en las que se ha podido leer: 'Sin cajas, sin obra social, sin trabajo ¡Y nadie en la cárcel!'.

Castellano y Feijóo

También han estado presentes los conocidos anuncios publicados en prensa en los que el consejero delegado de Novagalicia Banco, César González-Bueno, y el presidente, José María Castellano, pedían perdón por las malas prácticas de la entidad. Sobre ellos, los manifestantes habían sobreimpresionado el texto: 'Sin piedad, no tenemos perdón'.

Tampoco se salvó de las críticas el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Al final de la manifestación, en la Praza de Praterías, el actor Gonzalo Rei Chao leyó un manifiesto en el que se acusó al jefe del Ejecutivo gallego de ser el impulsor del "mal llamado" proceso de fusión de las cajas gallegas, que "encubría groseramente" un proceso de reestructuración y privatización del ahorro gallego.

Obra social

Las referencias a la obra social de Novacaixagalicia, en peligro tras perder los 180 millones de euros que tenía del banco gallego, se repitieron durante toda la manifestación.

El músico y escritor Xurxo Souto quien leyó un texto en defensa de la obra social y su importancia para el devenir de Galicia. El líder de Os Diplomáticos de Monte Alto ha tomado como referente el manifiesto 'Máis Alá' del poeta gallego Manuel Antonio para defender la permanencia de la obra social frente al "saqueo manifiesto" que padece, a su parecer, el ahorro gallego por parte de los especuladores.

Apoyo de las fuerzas políticas

Se sumó a la protesta el portavoz del BNG en el Parlamento gallego, Francisco Jorquera, que criticó el plan de reestructuración que "puede ser la consumación del expolio al ahorro gallego", que va a significar "la enorme pérdida" de la obra social, el despido de más de 2.500 personas y "expulsar del acceso a servicios financieros básicos" a la población del rural en donde se cierren oficinas.

También mostraron su apoyo otras fuerzas políticas gallegas, entre las que estuvo el PSdeG. El portavoz socialista en el Parlamento, Abel Losada, mostró su preocupación por cuestiones muy similares a las del diputado nacionalista. Aludió a los "enormes costes para la Comunidad autónoma" del plan de reestructuración, que se traducen en despidos, así como en "la exclusión social de los ayuntamientos de interior, la práctica desaparición de la obra social o el absoluto abandono de los estafados por las preferentes".

Faltó, como se esperaba, representación del PPdeG."Hoy echamos de menos al cuñado de Feijóo, al hijo del hermano de Baltar, a la compañera de Rafael Louzán y no sabemos si el Partido Popular no viene porque los suyos no van a ser despedidos o por qué no están aquí", recriminó Clodomiro Montero.

Fuerza para las negociaciones

La numerosa movilización lograda por los sindicatos convocantes --CC.OO., Csica, UGT, CIG, CGT y ASCA-- insufla fuerzas renovados a los representantes de los trabajadores para reclamar en la mesa de negociación un plan de reestructuración alternativo, que reduzca el precio a pagar por la inyección de capital procedente de Bruselas.

La última reunión mantenida con los responsables de planificación y recursos humanos de Novagalicia no sirvió para acercar posturas. Al contrario, Comisiones Obreras pidió a los directivos que soliciten al FROB una subasta inmediata de Novagalicia Banco para cambiar así de interlocutores en la negociación.

También la CIG exige una reunión en el FROB. En este caso para estudiar alternativas al plan actual y a sus 2.508 despidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad