PP y NCG esperan una solucción para los empresarios

stop

Los sindicatos de Novacaixagalicia piden a Almunia que se respete la participación accionarial de la caja

21 de noviembre de 2012 (00:27 CET)

Mientras que varios de los inversores gallegos de Novagalicia Banco comienzan una 'rebelión' contra el Frob al entender que fueron 'engañados' y que sus aportaciones podrían diluirse tras la restructuración que aplicará Bruselas, de forma oficial, desde la entidad guardan silencio. Afirman únicamente que tratarán de buscar “lo mejor” para los 17 empresarios gallegos que aportaron hace algo más de un año más de 70 millones de euros y se hicieron con el 2,59% del capital del banco.

“Siempre se intenta lo mejor para el banco y para los empresarios, como también para los clientes con preferentes, pero estamos a la espera de conocer la normativa que se aplicará para los accionistas de las entidades que reciban fondos de Bruselas”, indican desde la entidad.

El PP espera un pacto

La rebelión de los empresarios gallegos también preocupa a la clase política. El PP ha indicado que aboga por un pacto entre el Frob y los inversores, con el fin de que puedan mantener su participación.

“Pedimos la máxima transparencia en todo el proceso, que esos inversores gallegos y el Frob lleguen a un acuerdo que les permita mantener su participación porque entendemos que Novagalicia debe seguir siendo un proyecto autónomo”, indicó el portavoz del PP, Antonio Rodríguez Miranda.

Preferentes

Las palabras de los populares han tenido su respuesta rápidamente desde las filas socialistas. La diputada electa Carmen Gallego, indicó que los empresarios deberían ser “más explícitos” e indicar “quién les engañó”. Así, deslizaba que fue el propio presidente de la Xunta. Alberto Núñez Feijóo, quien participó en las negociaciones para que las fortunas gallegas entrasen dentro del capital de la entidad nacionalizada.

Gallego advirtió de la posibilidad de que “Feijóo tenga la tentación de arreglar los problemas de los empresarios antes que los de los estafados por participaciones preferentes y obligaciones subordinadas”.

Sobre este punto, representantes sindicales de la entidad mantienen una postura similar. “No podemos entender que ahora digan que fueron engañados, esa denuncia de la que hablan no tiene razón de ser. Entraron como accionistas y esto es algo que podía pasar. Hubo a quién lo llamaron y dijo que no”, indican.

Novacaixagalicia

Mientras tanto, los sindicatos de Novacaixagalicia, que mantiene la obra social y parte del patrimonio de las antiguas cajas han remitido un escrito al vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, en el que le reclaman que, en el proceso de reestructuración financiera, “se respete la participación accionarial de 181 millones de la caja”, que posee un 6,48% de la entidad.

Los trabajadores de la caja argumentan que “es la única forma de preservar la obra social, el mantenimiento de los servicios, el empleo directo e indirecto y la conservación de un patrimonio que es el fruto del ahorro de todos los gallegos”. En la obra social trabajan en la actualidad 250 personas. “La actividad está en riesgo si la participación de la caja en el banco "se aminora o desaparece como consecuencia de la actual reestructuración del sistema financiero", indican.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad