Portugal y el BCE devuelven los números rojos al Ibex y la prima de riesgo española

stop

BOLSAS

Inversores en la Bolsa de Madrid

06 de julio de 2011 (10:04 CET)

En casa del pobre, la dicha es pasajera. Los mercados españoles sufren hoy importantes pérdidas en el arranque de la jornada. El resultado es que el Ibex 35 pierde un 1,55 y la cota de los 10.200 puntos y que la prima de riesgo vuelve a superar los 250 puntos básicos. Un mala noticia tras la gran recuperación registrada por el diferencial con Alemania tras la aprobación del plan de ajuste por parte del parlamento griego.

La rebaja del rating de Portugal aplicada el martes por la noche por Moody’s está pasando una dura factura a todos los mercados europeos. La agencia de calificación sacó la tijera y rebajó cuatro escalones la deuda del país vecino hasta Ba2. Es decir, hasta un nivel de bono basura por el riesgo de incumplimiento en el plan de reducción del déficit.

Sobre la situación portuguesa, el economista jefe de Oddo Securities, Bruno Cavalier, asegura que “ya en 2010 la deuda pública alcanzaba los 160.000 millones de euros, lo que supone un 93% del PIB. El FMI prevé que los niveles actuales hayan superado los 172.000 millones. En cualquier caso, el cóctel de deuda pública elevada más crecimiento débil más costes de financiación elevados es un claro síntoma de insolvencia”.

Para los bancos españoles, con una exposición de más de 100.000 millones de euros, en Portugal, la rebaja de Moody’s es una mala noticia. El impacto en bolsa es inmediato. BBVA, Santander, Popular, Bankinter y Sabadell encabezan las pérdidas en el Ibex 35 con descensos que superan el 2%.

En los mercados de deuda también arrecia la tensión. Mientras la prima de riesgo de España salta desde los 250 hasta los 252 puntos básicos, la de Irlanda pasa desde los 829 a los 838 y la portuguesa hasta los 775 desde los 763 puntos básicos del martes.

Tipos de interés al 1,5%

El otro gran foco de incertidumbre es la reunión que celebra el Banco Central Europeo (BCE), de la que el mercado espera una subida de los tipos de interés hasta el 1,5%. Un alza del precio del dinero es la peor noticia para la renta variable porque eleva la rentabilidad de sus grandes competidores, los depósitos y el resto de instrumentos de renta fija.

Si se cumplen las expectativas de los expertos, sería la segunda subida del año, también de un cuarto de punto. La decisión ha provocado división de opiniones entre los analistas, ya que muchos creen que no es el mejor momento a la vista de que la recuperación económica en el Viejo Continente es aún frágil.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad