Portugal rebaja el impuesto de sociedades para atraer inversores

stop

La política fiscal podría ser un factor clave para la deslocalización de empresas gallegas

28 de julio de 2013 (03:33 CET)

Portugal, golpeado como pocos por la crisis económica, busca soluciones. Entregado a la austeridad y a la contención del gasto público por imposición de Bruselas, ha puesto en marcha una iniciativa que camina en la dirección contraria. Rebajará, de forma gradual, el impuesto de sociedades.

Será a partir de 2014, y reducirá la tasa del 25% al 19%, dentro de una reforma fiscal que pretende estimular la inversión. "La mayor prioridad económica es atraer la inversión local y extranjera, y para ello la reforma del sistema fiscal para empresas es crucial", aseguró en declaraciones a los medios el nuevo ministro de Economía portugués, Antonio Pires de Lima.

¿Incidencia en Galicia?

En los planes del Gobierno portugués está reducir el impuesto de sociedades hasta el 19% en cinco años, de manera que pueda situarse a un nivel comparable al de Polonia o República Checa, países con los que compite por captar inversores. La relajación en la tasa impositiva del país vecino puede tener incidencia en el paisaje empresarial gallego, principalmente, si Portugal es capaz de mantener una política fiscal lo suficientemente atractiva como para atraer empresas hacia el otro lado de la ralla.

En España, el tipo impositivo se sitúa en el 30%, el quinto más alto de la UE, con una media del 23%. El Gobierno de Mariano Rajoy ha eliminado la deducibilidad de las pérdidas por deterioro de cartera de valores y rentas negativas producidas en el extranjero en un intento de poner freno a la ingeniería fiscal de las grandes compañías, que podían acabar pagando un impuesto efectivo de un 5% sobre beneficios.

Rebajar tasas

La nueva reforma portuguesa también pretende ampliar la base tributaria, con la eliminación de exenciones fiscales y sobrecargos locales. Y es que, en realidad, las empresas portuguesas pagan un impuesto del 31,5% si se suman la tasa estatal y las locales.

Las propuestas concretas, que fueron discutidas con la troika, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, durante su visita de junio, se darán a conocer la semana próxima, para luego ser discutidas con grupos empresariales y la sociedad civil.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad