Manuel Machado, presidente de la Cámara Municipal de Coimbra, junto a António Costa

Portugal planea un aeropuerto en Coimbra que competirá con Galicia

stop

Coimbra anuncia que a partir de septiembre evaluará los estudios sobre la viabilidad de un aeropuerto internacional que atraiga a líneas 'low cost'

en A Coruña, 01 de agosto de 2018 (05:00 CET)

Oporto y también Coimbra. Ese es el escenario que se dibuja en Portugal, donde en septiembre comenzarán a evaluar la viabilidad de un nuevo aeropuerto en la ciudad universitaria, cuyo campus histórico fue designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Coimbra está a menos de una hora y media de Oporto, la ciudad que se ha convertido en la gran competidora de los aeródromos gallegos, especialmente en el caso de Peinador (Vigo). La hegemonía de las instalaciones lusas, que operan como el aeropuerto de referencia del norte del país, es evidente en las cifras. Sá Carneiro logró 10,78 millones de pasajeros en 2017, mientras que los tres aeródromos gallegos juntos –Lavacolla, Alvedro y Peinador—se quedaron en los 4,8 millones, una cifra récord pero lejos de las voluminosas instalaciones portuguesas.

Vuelos comerciales y aerolíneas 'low cost' en Coimbra

La puesta en marcha de un nuevo aeropuerto en Coimbra recrudecería la competición por atraer aerolíneas y pasajeros, teniendo en cuenta que de Vigo a Oporto se llega en 2 horas, computando la diferencia horaria, y a Coimbra bastaría hora y media más. También por el enfoque que los portugueses diseñan para la nueva terminal, que estaría destinada a vuelos comerciales e internacionales, poniendo énfasis en atraer a aerolíneas low cost.

¿Cómo de avanzado está el proyecto? Aunque Manuel Machado, presidente de la Cámara Municipal de Coimbra y de la federación de municipios portugueses (ANMP), llegó a plantear la finalización de las obras en 2021 con una inversión de entre 10 y 12 millones de euros, lo cierto es que todavía le quedan pasos importantes para comenzar el desarrollo, entre otros, conseguir el respaldo del primer ministro António Costa.

El aeropuerto como promesa electoral

El aeropuerto fue una de las promesas de Machado en las elecciones de 2017. Tras un año sin determinar los avances en la propuesta, el pasado lunes anunció que la Cámara Municipal podría analizar a partir de mediados de septiembre los documentos elaborados sobre el diseño, viabilidad y coste del proyecto. La intención del autarca es que las nuevas instalaciones tengan como base el aeródromo municipal Bissaya Barreto, ubicado a poco más de un cuarto de hora en coche del centro de Coimbra.

En sus declaraciones, Machado apostó por una solución “libre de megalomanías” para la región central de Portugal, que integre a varios municipios para operar sobre un espacio de “dos millones de habitantes”. Esa sería la base para sostener la viabilidad de una nueva instalación.

Los aeropuertos gallegos, a lo suyo

A la espera de conocer los documentos elaborados y el debate municipal, a Machado le falta una pieza clave para su plan, el compromiso del Gobierno portugués con un aeropuerto que elevaría la competitividad con Galicia en la franja atlántica. Las instalaciones gallegas vivieron un primer semestre del año positivo, con crecimientos de tráfico del 7,3% en Alvedro, del 5% en Lavacolla y del 4,1% en Peinador.   La tendencia al alza continuada a lo largo de dos años ha dejado en un segundo plano el debate sobre la coordinación de los tres aeródromos, que parecía imprescindible cuando la crisis azotaba.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad