Cimpor, grupo de origen portugués, tiene en Vigo un holding con más de mil millones de capital / Cimpor

Portugal hace historia: se convierte en el primer inversor extranjero en Galicia

stop

Portugal representa el 54% de la inversión extranjera en Galicia en 2017, que todavía es residual en comparación con la que recibe el resto del Estado

A Coruña, 21 de marzo de 2018 (04:55 CET)

Galicia y Portugal cada vez están más cerca. No ya por las infraestructuras que reducen significativamente los tiempos de viaje entre ambos territorios, sino por la mayor dependencia que existe entre ambos y que se evidencia en datos como los que este martes ha dado a conocer la Secretaría de Estado de Comercio. Y es que Portugal ha hecho historia al convertirse, después de muchos años, en el primer inversor extranjero en la comunidad.

Según los datos del Registro de Inversiones Extranjeras (RIE), Portugal representó más de la mitad de las inversiones que se realizaron en Galicia. Concretamente el 54%, con 113,9 millones de un total de 206 millones, a una distancia considerable de Francia, que con 83,1 millones es el segundo país que más invierte en la comunidad. Al igual que a las empresas no les cuesta cruzar la 'raia', parece que al dinero tampoco.

Sin embargo, el protagonismo en los últimos años lo han tenido países como China, Islas Vírgenes o Singapur. Para recordar un ejercicio en el que Portugal tuviese tanto peso hay que remontarse a la década de los 90 del pasado siglo, cuando se materializó la compra de Corporación Noroeste, propiedad de la familia Fernández, por parte de Cimentos de Portugal (Cimpor). Curiosamente, en 2017 parte de la inversión captada está relacionada con las ampliaciones de capital que llevaron a cabo las filiales con sede en Vigo vinculadas al grupo cementero, propiedad del gigante brasileño Camargo Correa.

Todavía residual

A pesar de incrementarse en un 75% respecto a 2016, año en el que la inversión extranjera se situó en Galicia en los 118 millones de euros, los 206 millones del pasado ejercicio apenas representan el 0,57% de la inversión extranjera en España, un dato que no deja de ser insignificante si tenemos en cuenta que el peso de la comunidad, tanto por PIB como por población supera ampliamente el 5% del total.

El importe total de la inversión extranjera en España alcanzó el pasado año los 36.122 millones de euros, la cifra más alta desde 2008 y un 0,7% más que la registrada en 2016. El 21% provino de Luxemburgo, el 14% de Alemania, el 13% de Reino Unido, el 11% de Estados Unidos y el 10% de Francia. Las inversiones procedentes de Estados Unidos descendieron un 50%, perdiendo el primer puesto entre los países emisores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad