¿Por qué España está peor que antes del rescate bancario? Los inversores se explican...

stop

¿POR QUÉ SE DECONSTROLA LA PRIMA?

Sede de la agencia norteamericana de calificación Moody's

14 de junio de 2012 (12:43 CET)

No hay dudas, de hecho nunca las ha habido fuera de las fronteras españolas. El rescate bancario disparará la deuda del país en 10 puntos de PIB y los intereses anuales enviarán al traste los esfuerzos para cuadrar las cuentas públicas. Por eso la prima de riesgo y, sobre todo, el interés del bono a 10 años siguen subiendo a ritmos esquizofrénicos.

Este jueves, se han roto dos niveles tabú: los 550 puntos y el 7% de interés. El mensaje de que las consecuencias del megapréstamo sólo afectarán al sector bancario no ha colado entre los inversores, ni entre los analistas.

En los comentarios en grandes medios de comunicación mundiales y de reconocidos economistas se encuentra la explicación a la pregunta de por qué está disparándose la prima de riesgo, a pesar del rescate bancario. El acuerdo entre España y el Eurogrupo, los administradores de la zona del euro, siempre ha estado matizado por el fantasma de una segunda intervención. La prensa internacional y sus especialistas no dudan de que se trata de una solución temporal, pero ya hay voces que piden una catarsis. Es necesaria, dicen, para empezar de nuevo. La solución definitiva a los males de España.

A esta teoría se apunta Jim Rogers en el todopoderoso canal de información financiera CNBC, la voz de los mercados. “Lo que están haciendo es quitar los bienes a personas competentes para entregárselo a incompetentes… es absurdo. Un sistema funciona cuando permites que las personas competentes controlen los activos, los reorganicen y se pueda volver a empezar”. Rogers, uno de los analistas más seguidos en Estados Unidos, asegura que sólo se ha “creado más deuda para solucionar el exceso de deuda”. Es “una locura”, concluye.

Time se acaba de sumar a estas preocupaciones: “El rescate bancario no hará sino aumentar la deuda del Gobierno, agravando la preocupación entre los inversores sobre la salud de las finanzas del país, haciéndolos más reacios a mantener la deuda pública española y eso, a su vez, hará más difícil para España financiarse a tasas de interés asequibles”. “En otras palabras, el rescate bancario sólo puede hacer que otro plan de rescate del Gobierno español sea más probable”, se lee en el semanario estadounidense.

Grecia y la especulación

Pero, ¿hasta qué punto España está pagando facturas indebidas o bien es el blanco de los especuladores? La situación es “complicada, Grecia está pesando mucho. Estamos en un escenario de huída hacia adelante, el pánico es contagioso”, dice el analista jefe de Citi en España, José Luis Martínez Campuzano. Para el banco de inversiones estadounidense, los mercados no están siendo racionales. Otra de las situaciones que está agravando la crisis de la deuda española es la incomparecencia del Banco Central Europeo (BCE). “Las autoridades tienen todas las herramientas para combatir la especulación. Concretamente, el BCE las tiene todas”, dice Martínez.

Credibilidad

El rendimiento del bono español a 10 años y la prima de riesgo están en máximos también por un problema de credibilidad política. “Los políticos europeos deberían recordar que cuanto más erosionada está la credibilidad de la política, más difícil es conseguir que el sector privado comparta sus planes”, explica también a la CNBC el consejero delegado de Pimco, Mohamed El-Erain. Él es el mayor gestor de fondos del mundo.

Todo ello se suma a las valoraciones del Premio Nobel de Economía, Joseph Stigliz: “Si el Gobierno rescata a los bancos y la banca rescata al Gobierno, el sistema se convierte en una economía vudú. No está funcionando ni funcionará”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad