Popular y BMN destapan una nueva ronda de fusiones bancarias

stop

REESTRUCTURACIÓN DEL SECTOR

Angel Ron

04 de septiembre de 2012 (15:08 CET)

Las fusiones bancarias vuelven a estar sobre la mesa, o mejor dicho, vuelven a despertar tras el parón sufrido por el rescate de 100.000 millones que el Gobierno ha obtenido de la Eurozona. Los intereses por algunas entidades han vuelto a renacer tras la publicación de la última reforma del sector financiero.

El Banco Popular ha reconocido, obligado por la CNMV, que está interesado en fusionarse con Banco Mare Nostrum (BMN) tras conocerse la información a través de los medios. Concretamente, ambas entidades han reconocido ante el mercado que “valoran una integración” pero que “no han alcanzado un acuerdo”.

Fuentes financieras aseguran que la operación está en su fase preliminar y que solo se ha llegado a entablar conversaciones entre las entidades pero sin ofertas concretas. “Se trata de una operación más dentro del mercado en el que todas las entidades están hablando y negociando con todas”, aseguran las mismas fuentes.

Empieza el baile

El sector bancario está en ebullición después de varias semanas en el dique seco. El anuncio del rescate de 100.000 millones de euros para el sector financiero español tras conocerse los test de estrés de Roland Berger y Oliver Wyman paró totalmente todas las operaciones de fusiones entre entidades, incluidos los procesos de subasta de los bancos nacionalizados (CatalunyaCaixa y Banco de Valencia).

“Con el nuevo decreto, ahora solo hay que esperar a conocer en detalle cuáles serán los activos que formarán parte del ‘banco malo’, pero sobre todo, a saber los resultados de la auditoría de Oliver Wyman”, afirman otras fuentes del sector. Se espera que esta consultora tenga los datos definitivos de todas las entidades del sector a mediados de este mes.

“A partir de ahí, el baile de fusiones en el sector será bestial”, dice una fuente de una entidad con peso en el sector. Además de BMN, que maneja varias ofertas sobre la mesa, hay otras entidades como Liberbank y Unicaja que tienen que dirimir su futuro próximamente.

La nueva radiografía del sector

El mercado espera movimientos importantes de aquí a finales de año. Las ofertas volarán de despacho en despacho hasta tal punto que el sector quedará definido de cara al futuro. “Lo más probable es que en el sector se queden seis o siete actores”, asegura una fuente.

Uno de los objetivos del Gobierno es que el sector financiero quede concretado a finales de año o principios del próximo. “El Ejecutivo trabaja con unas fechas que a veces no son las adecuadas pero ellos son los que marcan la pauta y las reglas”, afirma la misma fuente.

El caso de los nacionalizados

Otra cosa son las entidades nacionalizadas. La tercera reforma financiera ha dejado claro el propósito del Gobierno de querer formar el denominado ‘banco malo’ donde supuestamente irán a parar los activos tóxicos de las entidades, sobre todo lo procedente del ‘ladrillo’. Una vez superado, el Gobierno buscará la mejor solución para cada entidad. “En algunos casos se subastará, o en otros incluso se podría liquidar”, aclaran fuentes del sector.

El Ministerio de Economía apunta que aún es pronto para saber con exactitud cómo quedará la radiografía del sector. “Lo primero es conocer en detalle las cuentas de todas las entidades en el informe de Oliver Wyman, y luego ya se verá”, dicen. Fuentes financieras creen que el Gobierno acabará subastando las entidades nacionalizadas a excepción de Bankia, “un caso aparte que no se sabe qué pasará con él”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad