José María Arias, presidente de Banco Pastor, y Emilio Saracho, presidente de Banco Popular

El Popular sacrificará Banco Pastor si fracasa la venta

stop

Banco Popular ingresaría hasta 1.500 millones de euros con la venta del Pastor y del negocio en Portugal, según Goldman Sachs

en Barcelona, 18 de mayo de 2017 (20:00 CET)

El presidente de Banco Popular, Emilio Saracho, fijó este jueves en el consejo de administración como prioridad alcanzar un acuerdo que permita fusionar la entidad con un gran actor del sector. Los mercados señalan al Santander y lo penalizan en bolsa –al margen de la exposición a Brasil del grupo de Ana Botín—. BBVA habría enfriado las opciones y Caixabank se limita a señalar que “estudia sus opciones”, según avanzó Economía Digital el 17 de mayo.

Pero el plan b que se ejecutaría a partir del 10 de junio si ninguna oferta cumple con las expectativas de 1,2 euros por acción, pasa por acelerar la venta de los mayores activos y acudir a una posterior ampliación de capital. Entre esas desinversiones estaría Banco Pastor,  uno de los activos que más ingresos podrían reportar a la entidad que preside Emilio Saracho, que también sacrificaría Banco Popular de Portugal.

Eso sí, con unas pretensiones sustancialmente menores a las actuales. Goldman Sachs valora en unos 1.500 millones los negocios del Popular en Galicia y Portugal.

Banco Popular: la hipotética venta del Pastor y de la franquicia lusa rebajarían a 2.500M una ampliación de capital

Banco Pastor se podría colocar en el mercado por 606 millones de euros, según las estimaciones. Tras el último traspaso de oficinas, el negocio en Galicia opera íntegramente bajo la marca Pastor con excepción de seis sucursales, ubicadas en A Coruña, Vigo, Pontevedra, Santiago, Lugo y Ourense. También se integra en el Popular una unidad central en Santiago que da servicio a las dos marcas. Bajo la denominación Pastor operan 202 oficinas en territorio gallego. 

Por su parte, Banco Popular de Portugal supondría ingresos adiciones de 918 millones. Estos importes permitirían reducir a prácticamente la mitad las necesidades a cubrir vía ampliación de capital. Saracho debería levantar de los mercados 2.500 millones de euros y no 4.000, como se calcula hoy por hoy. El Pastor y el Popular de Portugal levantarían el apetito del Sabadell y Caixabank, según las fuentes consultadas.

El Pastor y el Popular de Portugal tienen ficha bancaria propia, por tanto son segregables de manera independiente. La salida del perímetro detraería del beneficio prácticamente 40 millones, que es lo que aporta ahora el Pastor en ganancias, y diez millones más que inyecta la franquicia lusa en excedentes a su matriz. El Popular, según Goldman Sachs, tiene más opciones para reducir la factura de una dificultosa ampliación de capital.

Otros activos con valor

La consultora tasa en 563 millones adicionales el banco on line Wizink. Actualmente contribuye con 60 millones al beneficio recurrente del grupo. Otros activos apenas impactarían. Totalbank está tasada en 267 millones: sería la última joya de la corona con valor. El negocio de banca seguros, en asociación con Allianz, y la banca privada se podrían traspasar por 110 millones en conjunto. La participación de Abengoa tendría opciones por 14 millones.

La cartera de activos con más valor suponen 3.000 millones de partida y es el bote salvavidas si las negociaciones para la venta completa no alcanzan las expectativas deseadas. Según informó Economía Digital, Saracho pone el listón entre 4.000 y 5.000 millones para aceptar una propuesta de compra. A los posibles postores los frena un volumen de 37.000 millones en dudosos que impactaría de lleno en sus ratios, de modo que estarían obligados a ampliar capital.

El plan a y el b cada día están más despejados. En el horizonte se dibuja la opción c: una suerte de nacionalización con Bankia como instrumento. En la Moncloa la instrucción es no dejar caer al Popular. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad