Antonio Couceiro seguirá un mandato más al frente de la Cámara de A Coruña | Cedida

Pinchazo de la primera gestora privada de fondos de capital gallego

Noso Capital, gestora de entidades de inversión colectiva impulsada por Antonio Couceiro y Tomás Pérez Moreno, reduce capital para reequilibrar patrimonio

El proyecto nació con ambición, que parece diluirse. Prácticamente un año después de su creación y puesta en marcha, la primera gestora privada de fondos, de capital íntegramente gallego, sufre su primer revés. Noso Capital es su nombre, como tal es una sociedad gestora de entidades de inversión colectiva (SGEIC), pero afronta ahora una reducción de capital para restablecer su equilibrio patrimonial, dañado a consecuencia de las primeras pérdidas.

El pinchazo de la primera gestora privada de fondos de capital gallego tiene dos nombres, que han sido los impulsores del proyecto: Antonio Couceiro, exconselleiro de Industria y exconsejero delegado de Begano, ahora presidente de la Cámara de Comercio de A Coruña, y Tomás Pérez Moreno, que es el presidente del consejo de Noso Capital y hasta hace unos años fue el consejero delegado de Darylac, proyecto que preside el propio Couceiro.

Las pérdidas

La junta general extraordinaria de Noso Capital, celebrada el i12 de junio, acordó por unanimidad reducir el capital social en importe de 119.935 euros. No es la cantidad lo indicativo en esta ocasión, sino la finalidad con que se realiza la operación: restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto de la sociedad disminuido por consecuencia de pérdidas, mediante la disminución del valor nominal de las acciones.

Los socios de Noso Capital han decidido que el valor nominal de las acciones se reduce de un euro por acción a la cifra de 0,585 euros por cada acción. Con motivo de la operación de reducción, el nuevo capital de la sociedad gestora de entidades de inversión colectiva pasa a estar representado por 289.000 acciones, de 0,585 euros de valor nominal cada una de ellas, lo que representa un capital social total de 169.065 euros, totalmente suscrito y desembolsado, según consta en el anuncio inscrito en el Registro Mercantil y firmado por Tomás Pérez Moreno.

Las aspiraciones

Noso Capital tuvo las cosas claras desde el principio: se trataba de un fondo de capital privado independiente que apuesta por proyectos empresariales de tamaño medio. "Nuestra vocación", decían sus promotores en el arranque, "es impulsar los sectores estratégicos de la economía de Galicia, aportando valor al mercado desde la experiencia de gestión y el conocimiento necesario para afrontar cambios disruptivos como la digitalización o la Industria 4.0".

Antes de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, el equipo de Antonio Couceiro estimaba que podría elevar su primer fondo en operación hasta los 30 millones de euros, unos 10 millones por encima de lo que se habían fijado los socios inicialmente, cuando se presentó el proyecto, en julio del año pasado. Los ejecutivos que rodeaban al exconselleiro planteaban una inversión mínima para participar en el proyecto de 100.000 euros, aunque contaban con lograr la participación de inversores institucionales.

 

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad