Pego y Gorriarán, condenados a pagar 10,3 millones por el escándalo de las prejubilaciones 

stop

La Audiencia Nacional ordena a los ex directivos indemnizar a Abanca, aunque el dinero acabará en el FROB por los acuerdos entre entidad y fondo de rescate

Economía Digital

Pego (a la izquierda), Rodríguez Estrada y García de Paredes en el banquillo de los acusados por el juicio de las indemnizaciones millonarias de NCG
Pego (a la izquierda), Rodríguez Estrada y García de Paredes en el banquillo de los acusados por el juicio de las indemnizaciones millonarias de NCG

en A Coruña, 19 de octubre de 2016 (17:07 CET)

La Audiencia Nacional ha puesto cifra a la condena de los ex directivos de las cajas gallegas que se marcharon de Novacaixagalicia con jugosas indemnizaciones, dejando atrás una entidad quebrada.

La Sección Tercera de la Sala Penal ha dado continuidad a la sentencia del Tribunal Supremo, que confirmó el 13 de septiembre las penas de dos años de cárcel a José Luis Pego, Gregorio Gorriarán, Óscar Rodríguez Estrada, Julio Fernández Gayoso y al asesor jurídico Ricardo Pradas.

Quedaba pendiente de determinar la responsabilidad civil de los antiguos altos cargos, tarea encomendada a la Audiencia Nacional. La Sala acaba de fijar la cuantía en 10,3 millones. Esa será la indemnización que tendrán que abonar entre José Luis Pego –6,4 millones-- y Gregorio Gorriarán –3,9 millones--. El primero era director general y el segundo director de la división inmobiliaria de la entidad.

Rodríguez Estrada se libra

La Audiencia Nacional establece que tendrán que indemnizar, "como responsables civiles directos, a la entidad financiera sucesora  en los derechos y obligaciones de Novacaixagalicia". Señala además que "cada uno de los acusados como responsables civiles solidarios en el abono de la cantidad que cada acusado como responsable civil directo debe satisfacer individualmente".

El dinero, en realidad, acabará en el FROB debido a los acuerdos que suscribió con Banesco para el traspaso de Novagalicia. Dichos acuerdos blindaban a Abanca contra los litigios pendientes de la entidad, que asumía el FROB, a quien también le corresponden las indemnizaciones a favor del banco derivados de los pleitos.

Óscar Rodríguez Estrada, ex director de la oficina de integración, no tendrá que abonar cuantía alguna al banco, si bien permanece como responsable civil solidario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad