Pego asegura que el Banco de España conocía las prejubilaciones millonarias

stop

El exdirector general de NCG sostuvo en la Audiencia Nacional que el regulador no puso objeciones

José Luis Pego

19 de octubre de 2012 (15:59 CET)

El exdirector general de Novacaixagalicia José Luis Pego defendió este viernes ante la Audiencia Nacional la legalidad del contrato por el que se fijó su pensión y ha asegurado que el Banco de España y el consejo de administración de la entidad disponía de la documentación sobre su prejubilación, según han indicado fuentes jurídicas.

Así se lo explicó Pego al juez Ismael Moreno en una declaración que se ha prolongado durante dos horas y, a cuyo término, le ha impuesto comparecencias quincenales en el juzgado. La Fiscalía Anticorrupción ha ordenado la retirada del pasaporte pero el magistrado no ha atendido esta medida cautelar.

En su declaración, el economista ha expuesto que el Banco de España pidió que se cuantificaran y provisionaran las modificaciones del contrato. Sin embargo, no puso objeciones ni abrió ningún expediente sobre este asunto.

En esta línea, ha manifestado que Caixanova --de la que él procede y en la que fue estrecho colaborador de Julio Fernández Gayoso-- fue siempre una entidad solvente, dejando entrever que los problemas financieros procedían de Caixa Galicia. El exdirectivo Óscar Rodríguez Estrada también señaló este jueves ante el juez que la caja con sede en A Coruña registraba peores resultados antes de la fusión de ambas.

1,44 millones

Además, Pego ha asegurado que el Consejo de Administración de la entidad tenía a su disposición la documentación del contrato, en el que aparecía la forma de calcular las gratificaciones por los servicios prestados, que no eran conceptos variables, ni estaban vinculadas a los resultados de la entidad.

En este sentido, ha defendido la legalidad y transparencia de su contrato, el cual firmó en colaboración con el expresidente Julio Fernández Gayoso. Según ha dicho, los nuevos contratos se efectuaron tras la fusión de las cajas gallegas para unificarlos y clarificarlos de acuerdo a los cargos acordados en la entidad resultante --se aplicaron, por ejemplo, a García de Paredes, que procedía de Caixa Galicia--.

A Pego se le reclaman 1,44 millones de euros, una cantidad en la que se incluye una indemnización por premio especial por dedicación de 933.156 euros sin el visto bueno del Banco de España.

Anticorrupción imputa a los altos directivos de la entidad la comisión de delitos de administración desleal y, alternativamente, la apropiación indebida de, al menos, 7,8 millones de euros en concepto de indemnizaciones.

Medidas cautelares

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 impuso esta semana comparecencias periódicas en el juzgado a Óscar Rodríguez Estrada, uno de los responsables de la oficina de integración, y a Gregorio Gorriarán, exdirectivo del grupo inmobiliario.

El juez no acordó esta medida cautelar para Javier García de Paredes, quien afirmó que el banco ahorró 1,5 millones de euros de intereses cuando él cobró anticipadamente por capitalización los 5,36 millones de su prejubilación.

El lunes llegará el turno de declarar ante el juez al excopresidente Julio Fernández Gayoso, a quien la Fiscalía atribuye cooperación en el plan de Pego, Gorriarán y Estrada para preparar su salida de la entidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad