Otro exconsejero de NCG dice que se enteró de las prejubilaciones millonarias por la prensa

stop

José Luis Veiga indica que los directivos le pusieron trabas para enseñarle los contratos

Javier García de Paredes

14 de noviembre de 2012 (18:34 CET)

El exmiembro del Consejo de Administración en Novacaixagalicia José Luis Veiga ha declarado en la Audiencia Nacional que se enteró de las prejubilaciones millonarias que percibieron los exdirectivos de la entidad cuando dejaron la entidad y la noticia apareció en los medios de comunicación, según informaron fuentes personadas en la causa.

Veiga, que formaba parte de la entidad en representación del Ayuntamiento de Pontevedra, ha explicado que los directivos de la entidad les pusieron trabas para enseñarles los contratos en los que se aprobaban las percepciones indebidas, por las que el juez Ismael Moreno les reclama más de 10 millones de euros en concepto de fianza por responsabilidad civil.

Declaración similar

El martes el antiguo representante de CCOO en el consejo, José Luis Regueiro, afirmó que él fue el único que votó en contra de las prejubilaciones millonarias cuando la decisión se votó el 1 de diciembre de 2010. Lo hizo porque desconocía la documentación e incluso la cuantía de dichas compensaciones, que no se desveló hasta casi un año más tarde.

Más adelante, en agosto de 2011, además de Regueiro otros dos consejeros votaron en contra de las cantidades que hubo que aprovisionar para pagar las compensaciones. Se trata de José Luis Veiga, que ha declarado como testigo, y Miguel Argones, de Csica, que comparecerá el día 15.

Cantidades reclamadas

La Fiscalía Anticorrupción reclama a los exdirectivos imputados la devolución de las cantidades que considera percibidas indebidamente. Al exdirector general adjunto, Javier García de Paredes, le reclama 5,36 millones de euros, de los que cerca del 95% corresponde a los salarios devengados desde el 1 de julio de 2012 hasta el 29 de enero de 2025 --momento en que se podría jubilar--, que no podría haber cobrado anticipadamente por capitalización.

Al exdirector general de la caja única, José Luis Pego, se le reclaman 1,44 millones de euros, una cantidad en la que se incluye una indemnización por premio especial por dedicación de 933.156 euros sin el visto bueno del Banco de España.
Además, Anticorrupción reclama en la querella presentada 913.602 euros Gregorio Gorriarán, que se encargó del Grupo Inmobiliario tras la fusión de las dos antiguas cajas gallegas y 260.940 euros a uno de los responsables de la oficina de integración, Óscar Rodríguez Estrada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad