Ordoñez reparte culpas en la fusión de las cajas gallegas

stop

El ex gobernador del Banco de España insiste en que la Xunta tenía capacidad para evitar la fusión y controlar las indemnizaciones millonarias de la directiva

Miguel Ángel Fernández Ordóñez comparece en el Congreso

13 de agosto de 2013 (20:34 CET)

Poco ha cambiado el discurso de Miguel Ángel Fernández Ordoñez, gobernador del Banco de España durante el proceso de fusión de las cajas gallegas, desde el pasado 22 de julio, cuando explicó en respuesta escrita a la comisión formada en el Parlamento gallego que la Xunta había “bloqueado opciones más sólidas” para Caixa Nova y Caixagalicia, abocándolas a una unión entre ellas que acabó de la peor manera.

En su segunda respuesta por escrito, tres semanas después, volvió a señalar al Gobierno de Núñez Feijóo, a quien atribuyó la última decisión sobre la fusión y la capacidad para controlar las remuneraciones e indemnizaciones de la directiva. Asegura que el Banco de España tomó “las decisiones correspondientes” dentro de sus competencias respecto a los millonarios contratos de la alta dirección, pero no revela cuáles.

La responsabilidad de la Xunta


Ordoñez recordó que la aprobación del Banco de España a la fusión de las cajas gallegas "es independiente de la necesaria autorización de la fusión que correspondía a la Xunta de Galicia".

Atribuyendo, de entrada, la responsabilidad última al Gobierno gallego, explica que el visto bueno del Banco de España al plan de integración se dio a regañadientes. Su decisión estaba condicionada, “y así se trasladó a las entidades”, a unos compromisos de desinversión y medidas de racionalización que no se realizaron una vez echó a andar el proyecto. El Banco de España pensaba que "se podría lograr mayor eficiencia a través de las sinergias, así como incrementos de la rentabilidad, reforzamiento de la solvencia y mayor facilidad de acceso a los mercados", lo que, a su vez, favorecería la financiación a los clientes.

Al igual que hiciera en su primera respuesta, volvió a recordar que para el regulador no era la mejor opción, pero se aceptó como “un mal menor”. Había “otras opciones estratégicas más fundadas o con una mayor probabilidad de éxito que la propuesta de integración elaborada por las cajas gallegas", asevera en su respuesta. En su primer escrito, aseguró que Núñez Feijóo paralizó estas opciones “más sólidas”, que pasaban por integrarse con otras entidades del Estado.

Control de los contratos

Sobre el control que ejercía el regulador sobre las retribuciones millonarias de la directiva, Fernández Ordóñez aseguró que tenían competencias limitadas.

“Una vez se produjo la entrada en vigor en 2011 de la nueva normativa en esta materia, desde los servicios de inspección se solicitó, en distintas actuaciones, información sobre los contratos de los altos directivos de las entidades de crédito, así como dictámenes jurídicos sobre su compatibilidad con los nuevos requerimientos", explica. Una vez recibieron esta información, el regulador tomó "las decisiones correspondientes".

Ordóñez no aclara más. Simplemente apunta que la Xunta también tenía control sobre las cantidades millonarias que se embolsaron los directivos.

La normativa, la Xunta y la dirección

En todo el escrito, el ex gobernador del Banco de España recurre a múltiples factores para explicar el fracaso de la integración de las cajas gallegas y para sacar del centro del foco la actuación del regulador, dando a entender que hay más actores implicados. Los otros actores son, básicamente, la Xunta y los directivos de las cajas.

Preguntado sobre los efectos de la crisis en las entidades financieras, Ordoñez responde que el grado de fortaleza inicial (responsabilidad de la Xunta en la fusión) para enfrentar la situación y las medidas de gestión para prevenirla (actuación de los directivos, desinversiones…) "no han sido homogéneos". "Por ello, las entidades con mayor fortaleza y/o mejor gestionadas han sido capaces de pasar por esta dura prueba y las más débiles y/o peor gestionadas no la han superado", sentencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad