Obama prepara una demanda colectiva contra 12 bancos estadounidenses

stop

CRISIS DE LAS SUBPRIMES

Oficina del Bank of Amercia en Nueva York

02 de septiembre de 2011 (10:55 CET)

La Agencia Federal de Finanzas de Estados Unidos prepara una demanda contra más de una docena de bancos por valorar erróneamente los títulos hipotecarios que se concedieron en plena burbuja inmobiliaria. La demanda irá dirigida, entre otros, contra Bank of America, JP Morgan, Goldman Sachs y Deutsche Bank, según informan tres fuentes cercanas al caso.

El diario The New York Times asegura que tendrán que rendir cuentas por la crisis de las subprimes, el origen de la crisis financiera mundial. Las entidades serán acusadas de no observar con la diligencia debida a la hora de calificar los títulos hipotecarios, ya que inflaron su valor, el cual se redujo significativamente con la aparición de los primeros deudores.

Además de la carga de responsabilidad, el objetivo de la agencia en esta causa es recuperar las pérdidas millonarias que ocasionaron y que, en su mayoría, han tenido que sufragar los estadounidenses con subidas de impuestos. En concreto, pretende recuperar parte de las pérdidas ocasionadas por las agencias de calificación hipotecaria Fannie Mae y Freddie Mac, valoradas en unos 21.043 millones de euros.

Indemnizaciones millonarias

La cifra que se ha puesto encima de la mesa son 631 millones de euros. La misma indemnización que exigen desde julio a la agencia de calificación hipotecaria USB en una demanda similar.

Con todo, la nueva causa se abrirá oficialmente antes del próximo miércoles. Esa es la fecha límite, ya que vence el plazo para presentar reclamaciones relacionadas con las citaciones enviadas hace un año por la agencia a estos bancos.

Demanda paralela

De forma paralela, medio centenar de fiscales generales estadounidenses preparan una demanda contra varias entidades financieras --entre ellas Bank of America, JP Morgan y Citigroup-- por los abusos cometidos con las hipotecas.

Con ello esperan obtener 14.029 millones de euros que destinarán a pagar parte de las hipotecas en riesgo de ejecución que existen en EEUU.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad