Novagalicia y sus filiales: 300 millones en préstamos

stop

Los créditos concedidos a consejeros y directivos suman 1,4 millones

Clientes de Novagalicia en cajeros de la entidad | EFE

02 de abril de 2014 (02:00 CET)

Con permiso del ladrillo, si hay operaciones de riesgo crediticio que resultan especialmente sensibles para una entidad financiera, esas son las que realiza intragrupo, es decir, con sus filiales y participadas. Todo queda en casa, por decirlo de algún modo. Y Novagalicia, aunque sin desagregar datos, sí que ofrece información relevante a la CNMV sobre la financiación a su propio grupo industrial. Lo hace en su informe de gobierno corporativo.

A cierre del ejercicio 2013, las operaciones vivas y saldos mantenidos con sociedades o entidades multigrupo y asociadas (varía su posición de control en la entidad según del peso accionarial) se situaba en los 300 millones de euros. Esos saldos, aclara la entidad, no se eliminan en el proceso de consolidación del grupo.

Riesgos que vienen de atrás

En concreto, Novagalicia contaba al cierre de 2013 con préstamos y créditos concedidos a sus filiales por 278,6 millones de euros. En la mayoría de los casos, se trata de financiación que arrastra de años anteriores. De hecho, de esos 278,6 millones, solo 13 millones correspondieron a operaciones formalizadas en 2013.

Justo lo contrario sucedió con las garantías y avales concedidos por Novagalicia a sus filiales: prestó en este concepto 21,4 millones de euros, de los que 21 millones se correspondieron con operaciones cerradas en 2013.

El de las sociedades participadas por bancos a las que, a mayores, se les concede financiación, es una práctica que tiene sus consecuencias. Y, en muchos casos, no son nada buenas, porque en esa situación, cuando se llega al límite, el acreedor se ve atrapado por dos vías, la accionarial y la financiera. En el caso de NCG, sucedió, por ejemplo, con Finsa, la primera maderera gallega, y su filial Finsa Gandía (antigua Faus). Participación del 49% de Novagalicia e inyecciones vía créditos participativos. Desenlace final: concurso de acreedores.

Saldos con directivos

A mucha menor distancia están los riesgos contraídos con sus propios ejecutivos. A cierre de 2013, las operaciones vivas y saldos mantenidos con administradores y directivos de Novagalicia alcanzaron los 1,4 millones de euros, que fueron formalizados en ejercicios anteriores, aclara el informe de gobierno corporativo. Las garantías y avales prestados apenas supusieron 8.000 euros, también formalizados en ejercicios anteriores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad