Novagalicia vuelve a cerrar una oficina en Moaña por las preferentes

stop

La entidad habla de “amenazas y coacciones” a los trabajadores por parte de algunos de los titulares de estos productos

Protestas durante la Navidad en oficinas de Novagalicia

02 de enero de 2013 (18:57 CET)

El año ha comenzado con un recrudecimiento de las protestas del colectivo de afectados por las inversiones en participaciones preferentes de Novagalicia Banco. De hecho, estas protestas han motivado que la entidad presidida por José María Castellano haya anunciado el cierre indefinido a partir de este jueves de su oficina principal en Moaña (Pontevedra) “ante la imposibilidad de mantener la prestación del servicio y la seguridad de sus clientes y empleados”.

Mediante un comunicado NCG justifica el cierre de esta sucursal --que ya cerró junto con las otras dos que tienen la localidad el pasado mayo por los mismos motivos-- aduciendo a que, en los últimos tiempos, ha aumentado considerablemente “la escalada de protestas en la oficina, incluidas amenazas y coacciones por parte de alguno de los clientes titulares de productos híbridos”.

Arbitraje en juego

La entidad asegura en la nota remitida a los medios que “entiende las razones de quien protesta” y que, por eso, fue la primera entidad en “abrir la vía del arbitraje, totalmente gratuita y rápida para los reclamantes”.

“Este proceso extrajudicial se inició el 20 de julio de 2012 y, desde entonces, se devolvieron 210 millones de euros a los casos más claros de mala comercialización y se está procediendo a una segunda revisión de las reclamaciones menos claras. Dado el carácter esencialmente voluntario del arbitraje, Novagalicia reitera que, en defensa de su continuidad, rechazará todas las solicitudes que pretendan su resolución mediante amenazas o coacciones a sus clientes o empleados”, avisa la entidad.

Las protestas en Moaña suelen ser habituales ya que, de hecho, este municipio es uno de los más afectados en cuanto a número de vecinos que contrataron preferentes.

Protestas en otras localidades

Durante la Navidad y después de que se conociese que los inversores en este tipo de productos se enfrentan, como mínimo, a una quita del 40% sobre sus ahorros, las manifestaciones se recrudecieron. Concentraciones y acampadas de protesta delante de la sucursal fueron algunas de las acciones más reiteradas.

Sin embargo, este miércoles otros puntos de Galicia han registrado las protestas de este colectivo, si bien, desde Novagalicia explican que el caso más preocupante es el de Moaña. En Ferrol, los integrantes de una asociación de afectados han anunciado que continuarán con su huelga de hambre rotativa hasta el próximo 7 de enero mientras que en A Coruña, una protesta obligó al cierre temporal de una oficina.

Medio ciento de afectados se concentraron ante una de las oficinas de NCG en la plaza de A Cubela, provocando su posterior cierre después de que uno de los participantes en la protesta conseguiese acceder al interior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad