Novagalicia reduce a la mínima expresión su corporación industrial

stop

Elimina el consejo de administración de su holding empresarial, que pasa a estar administrado por dos ejecutivos

08 de abril de 2014 (17:38 CET)

El plan de adelgazamiento de Novagalicia se va cumpliendo, y ahora le toca el turno a su brazo empresarial. La entidad ha aprovechado la salida de uno de los ejecutivos que estaba al frente de NCG Corporación Industrial, Fernando Vázquez de Lapuerta, primo político de César González Bueno, para reducir a la mínima expresión la estructura de mando de la sociedad holding que aglutina las participaciones empresariales de la resultante de las dos cajas.
 
Es así como NCG Corporación Industrial deja de contar con un consejo de administración para estar gestionada por dos apoderados solidarios, que a partir de ahora serán Javier Carral, hasta ahora segundo de Vázquez de Lapuerta, y Francisco Serna Gómez, que ocupaba funciones de secretario general en Novagalicia. Para ejecutar este cambio se han llevado a cabo modificaciones de los estatutos sociales de la sociedad holding.
 
Nueva etapa

La supresión del máximo órgano de administración de NCG Corporación Industrial se salda también con el cese de sus consejeros, entre los que, además de Vázquez de Lapuerta, que ocupaba la presidencia, se encontraban Javier Carral, Francisco Serna y Blanca Martínez García, entre otros. Los cambios fueron inscritos en el Registro Mercantil el pasado 28 de marzo, coincidiendo con la antesala del anuncio de renovación de la cúpula directiva.
 
El puesto de consejero delegado, que hasta ahora se llevaba de forma mancomunada, también se elimina en esta nueva etapa de la corporación. Durante años, esa figura estaba encarnada por Lis Méndez, hijo de José Luis Méndez López, director general de la extinta Caixa Galicia.
 
Los cambios en la corporación de NCG se inscriben en una etapa en la que, por indicación de Bruselas, se impulsa un fuerte proceso de desinversiones en la cartera industrial. Con la venta de NCG a Banesco, y a pesar de haber anunciado que el proceso de enajenaciones se potenciaría a futuro inmediato, las operaciones de ventas se han paralizado temporalmente, por la intención del comprador de poder valorar adecuadamente la adquisición de la entidad y su grupo industrial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad