Novagalicia prepara la venta de CLH

stop

Fondos norteamericanos muestran su interés por el paquete, y la cúpula de la Compañía Logística de Hidrocarburos da por hecho inminentes cambios accionariales

Junta de accionistas de CLH | E.P.

21 de mayo de 2014 (12:45 CET)

El cartel de “en venta” cuelga de la participación del 5% de Novagalicia en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), y seguirá el mismo camino que otras desinversiones pactadas con socios de referencia en grandes empresas, como ha sido el caso reciente de la participación en Itínere, la propietaria de la concesión de la Autopista del Atlántico.

Varios fondos norteamericanos han mostrado su interés por hacerse con un paquete superior al 5% de CLH, y están analizando la compra, que fuentes del mercado dan por seguro que se genere en el entorno de los socios financieros, y no estratégicos, de CLH. Novagalicia Banco, Deustche Bank y Kutxabank son los tres socios bancarios del grupo de transporte con paquetes individuales del 5%. En el caso de Novagalicia, es una participación heredada de la antigua Caixanova. El titular del paquete es la corporación industrial del banco.

Anuncios por parte de CLH

La antesala de este movimiento se produce de la rueda de prensa previa a la junta general de accionistas de CLH, en la que el presidente de la compañía, José Luis López de Silanes, aseguró no descartar ·que en el futuro se produzcan variaciones” en el accionariado, a la vista de que “hay apetito comprador”.

La firma Ardian, con un 15%, es en la actualidad el principal accionista de CLH, por delante de Repsol (10%), Omán Oil (10%), AMP Capital Investors (10%) y Cepsa (9,15%). Entre otros accionistas estables no financieros con paquetes del 5% se encuentran grupos como BP. Estos movimientos accionariales se producen en un momento en el que la compañía prevé elevar un 30% sus inversiones, a lo largo de este año, con el objeto de mejorar las instalaciones logísticas y avanzar en sus proyectos en Omán junto a Orpic, la filial de Oman Oil.

Desinversiones

Novagalicia Banco debe vender la mayoría de las 150 empresas que mantiene en la cartera de participadas que heredó de las extintas cajas gallegas. Y para ello tiene de plazo hasta finales de 2016, según el acuerdo al que llegó en su día con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, por imposición directa de Bruselas.

Tecnocom, NH Hoteles, CLH o Adolfo Domínguez son algunas de las participadas cotizadas de NCG. Y también cuenta con paquetes en firmas como R, Norvento, Terras Gauda o Gas Galicia. En el caso de Itínere, NCG confirmó hace una semana que seguirá los pasos de otros accionistas de referencia, como Sacyr y el fondo norteamericano CITI, para proceder a la enajenación, que también está en estudio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad