Novagalicia pierde 1.874 millones hasta septiembre

stop

La entidad gallega captó 1.172 millones en depósitos entre ese mes y octubre

Oficina de NGB

21 de diciembre de 2012 (17:23 CET)

Novagalicia Banco perdió 1.874,745 millones de euros en los nueve primeros meses del año, según ha informado la Confederación Española de Cajas de Ahorros (Ceca).

Los resultados antes de impuestos de la entidad gallega, según muestran las cuentas de pérdidas y ganancias consolidadas aportadas por la Ceca, superaron los -1.957 millones de euros.

El resultado de la actividad de explotación se situó en -1.670,719 millones de euros, mientras el margen bruto ascendió a 825,57 millones y el margen de intereses, registró un resultado positivo de 610,625 millones. 

Las pérdidas se justifican en los fuertes saneamientos que está llevando a cabo la entidad.

Aumento en depósitos

Además, los datos de la Ceca apuntan que, entre septiembre y octubre de este año, NCG ha captado 1.171,8 millones de euros en depósitos, lo que representa un aumento intermensual del 2,87%.

Hasta junio, las pérdidas de NCG ascendían a 1.399,6 millones de euros, aunque estos números también estaban marcados por los 1.638 millones que la entidad destinó a saneamiento.

Por su parte, Novacaixagalicia, resultado de la fusión de las cajas de ahorro gallegas y matriz del actual banco, anunció en 2011 unas pérdidas de 168,7 millones de euros para el grupo.

Conjunto de las cajas

Los grupos consolidados de las cajas de ahorros registraron pérdidas agregadas de 11.553 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un resultado alcanzado tras realizar provisiones superiores a los 20.000 millones de euros, según la información de la Confederación española que las aglutina.

Este resultado contrasta con el alcanzado en los nueve primeros meses de 2011, cuando los grupos de las cajas obtuvieron un beneficio consolidado de 2.550 millones de euros (-0,9%).

Reducción de oficinas

Entre enero y septiembre, las entidades asociadas a la Ceca quintuplicaron las dotaciones por pérdida de activos financieros, sobre todo inversiones inmobiliarias, hasta alcanzar 18.620 millones de euros, mientras que cuadruplicaron las de activos adjudicados, hasta los 1.603 millones. Este saneamiento se debe a los dos decretos del Gobierno para afrontar el deterioro de la situación económica de familias y pymes.

Las cajas redujeron además 550 oficinas y 4.700 empleados en el periodo, con reducciones del 6% y del 7%, respectivamente. Desde el momento de máxima capacidad instalada, en el tercer trimestre de 2008, al 30 de septiembre de este año, el número de oficinas ha pasado de 25.051 a 19.330, es decir un recorte del 19,2% (4.587 oficinas menos). Por su parte, el número de empleados ha pasado de 135.415 a 104.504, con una reducción del 18,3% en ese periodo (23.450 empleados menos).

Mas eficiencia, menos ingresos

Las cajas lograron afrontar las previsiones gracias a que la ratio de eficiencia se elevó en 10,7 puntos porcentuales respecto a septiembre de 2011. Además, el margen de interereses se incrementó un 12,6%, hasta situarse en 9.306 millones de euros, que equivalen al 1,04% del balance medio, ante la caída del 13,7% en los costes financieros.

Mientras, los ingresos cayeron un 5%, en lo que supone su primera caída interanual en 2012, debido a la coyuntura y al descenso del Euríbor hace un año, que se traslada ahora a operaciones como los préstamos hipotecarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad